Trump promete apelar el fallo contra el veto migratorio revisado

Por Dan Levine y Mica Rosenberg
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió apelar un dictamen de un juez federal que frenó su veto migratorio revisado y dijo que la orden era un exceso judicial que hace que el país parezca débil. En la imagen, el presidente de EEUU, Donald Trump, habla con periodistas a bordo del Air Force One mientras se aproximan a la base Andrews, en Maryland, EEUU, el 15 de marzo de 2017. REUTERS/Jonathan Ernst

Por Dan Levine y Mica Rosenberg

HONOLULU/NUEVA YORK (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió apelar un dictamen de un juez federal que frenó su veto migratorio revisado y dijo que la orden era un exceso judicial que hace que el país parezca débil.

El miércoles, el juez Derrick Watson confirmó la restricción temporal en respuesta a una demanda del estado de Hawái, y señaló que "un observador sensato y objetivo (...) concluiría que el decreto se emitió con el fin de perjudicar a una religión particular".

El jueves, el juez Theodore Chuang emitió una orden preliminar nacional por un caso similar en Maryland, presentado por agencias de reubicación de refugiados representadas por dos organizaciones civiles de Estados Unidos.

Los fallos son el más reciente revés contra los esfuerzos del gobierno de Trump por prohibir temporalmente el ingreso de refugiados al país e impedir la entrada a viajeros de seis países de mayoría musulmana. El presidente ha dicho que el veto es necesario para la seguridad nacional.

Trump señaló que llevaría el caso "hasta las últimas consecuencias", incluido el Tribunal Supremo, para que la prohibición sea declarada legal.

Chuang dictaminó que las agencias probablemente lograrán demostrar que parte de la prohibición de viajes pretende ser una veda a los musulmanes y que, como resultado, viola la libertad de religión que protege la Constitución estadounidense.

"Para evitar sembrar semillas de división en nuestra nación, la ratificación de este principio constitucional fundamental en el centro de nuestra identidad nacional simplemente defiende un importante interés público", dijo Chuang en su resolución.

El primer decreto migratorio de Trump, firmado el 27 de enero, impedía el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen durante 90 días. La orden revisada que firmó el 6 de marzo retiraba a Irak de esa lista.