Trump ofrece a Piñera ayuda para que Chile combata el coronavirus

Agencia EFE

Washington, 7 may (EFE News).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció este jueves ayuda a Chile para combatir el coronavirus, como ha hecho con otros países latinoamericanos con los que mantiene una estrecha relación en materia migratoria o en lo relativo a Venezuela.

Trump conversó por teléfono con el presidente chileno, Sebastián Piñera, sobre "los enfoques de sus respectivos países para abordar la pandemia del coronavirus", informó la Casa Blanca en un comunicado.

"El presidente Trump ofreció ayuda de Estados Unidos para ayudar a que Chile proporcione cuidados cruciales a sus ciudadanos, y alabó el enfoque proactivo y equilibrado de Chile para proteger la salud y el sustento de los chilenos", señaló la Casa Blanca.

La oficina de Trump no detalló qué tipo de asistencia propuso, pero en las últimas semanas el mandatario ha ofrecido ayuda médica o respiradores a varios países latinoamericanos con los que mantiene estrechas relaciones, incluidos Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, El Salvador y Honduras.

Trump ha definido a su país como el "rey de los ventiladores" y parece querer recompensar con ellos a sus aliados políticos del continente, en particular aquellos con los que EE.UU. ha logrado cooperación en materia migratoria o respecto a Venezuela.

En su llamada con Piñera, Trump también le agradeció su "apoyo inquebrantable a la democracia y libertad en la región", en una aparente referencia a Venezuela.

Piñera confirmó la conversación en su cuenta de Twitter, donde dijo que habló con Trump "sobre avances en vacunas, medicamentos y medidas para enfrentar (la) recesión económica".

AUMENTO DE CASOS EN CHILE

La oferta de Trump llega justo cuando las autoridades chilenas acaban de informar de que, en las últimas 24 horas, el país registró el mayor aumento de contagios de COVID-19 desde que la pandemia llegó al país el pasado 3 de marzo, con 1.533 nuevos infectados, lo que eleva a 24.581 el total de casos.

Desde el comienzo de mayo, el número de nuevos casos se ha elevado a más de mil por jornada, lo que ha supuesto un freno a la desescalada que el Gobierno pretendía iniciar después de que a finales de abril se considerara que se había llegado a una "meseta" en cuanto a los nuevos casos.

A diferencia de otros países de la región con menos casos como Argentina o Colombia, el Gobierno de Chile rechazó desde el inicio decretar el confinamiento nacional y cerrar totalmente la economía, y optó por "cuarentenas selectivas y estratégicas", con restricciones que se imponen y se levantan en cada comuna o ciudad en función de los nuevos contagios.

El país sí se encuentra bajo estado de excepción, con toque de queda desde las 22.00 hora local, con colegios, universidades y fronteras cerradas, así como la mayoría de los comercios que no sean de primera necesidad.

(c) Agencia EFE