Trump niega haber llamado a Mike Pence “debilucho” y ataca a los miembros del comité del 6 de enero

·3  min de lectura

El expresidente Donald Trump afirmó el viernes que nunca llamó a Mike Pence “debilucho” después de que el entonces vicepresidente dijera que no sabotearía la certificación del 6 de enero de 2021 de la victoria electoral de Joe Biden al declararse a sí mismo y a Trump como ganadores en contra de los deseos de los votantes estadounidenses.

“Un tipo se levantó y dijo que me escuchó llamar a Mike Pence debilucho... Creo que dijeron que en mi escritorio. Ni siquiera sé quiénes son estas personas”, dijo Trump, refiriéndose a la acusación hecha por Nick Luna, su ex “guardaespaldas”, en una declaración jurada ante el comité selecto de la Cámara de Representantes el 6 de enero.

El extracto de la declaración de Luna se hizo público como parte de la presentación del comité selecto acerca de los movimientos de Pence antes y durante el ataque al Capitolio, cuando una multitud que pedía que el entonces vicepresidente fuera ahorcado irrumpió en el Capitolio con la esperanza de impedir que el Congreso certificara la victoria de Biden.

Trump agregó: “nunca llamé a Mike Pence un cobarde”.

Luna no fue el único exfuncionario de la Casa Blanca de Trump que dijo que Trump reaccionó negativamente a la declaración de Pence de que no seguiría un plan para rechazar unilateralmente los votos electorales de los estados indecisos ganados por Biden con el argumento de que la elección había estado contaminada por un fraude.

Julie Radford, quien se desempeñó como jefa de personal de la hija y asesora principal de Trump, Ivanka Trump, le dijo al panel que Trump usó una palabra diferente, “mari*a”, durante una llamada telefónica entre los dos hombres justo antes de que Pence acudiera al Capitolio para presidir la sesión conjunta del Congreso.

Debido a que ambos declararon ante el panel bajo pena de perjurio, podrían enfrentar tiempo en prisión si se descubre que mintieron durante su testimonio, por lo que es poco probable que Trump dijera la verdad.

El expresidente dedicó una parte importante de sus declaraciones en Nashville a atacar la investigación sobre los disturbios provocados por sus seguidores. En repetidas ocasiones dijo a los asistentes que la investigación supervisada por el comité selecto era un “engaño” porque el panel incluye a demócratas que investigaron previamente los vínculos de su campaña con el gobierno ruso.

Se quejó de que el comité selecto “se niega a reproducir ninguna de las cintas de personas que dicen cosas buenas, las cosas que queremos escuchar” y citó la falta de “cosas buenas” que se digan sobre él como evidencia de que la investigación está “amañada”.

Momentos después de que negó haber llamado a Pence un “debilucho”, Trump dijo que su exvicepresidente había tenido “miedo de lo que fuera a lo que le temía” cuando siguió el consejo de sus propios abogados, quienes le dijeron que el plan de Trump era ilegal.

Trump minimizó el ataque que costó la vida de cuatro personas, incluidos varios policías, el 6 de enero.

“Si se hubiera tratado de una insurrección en el Capitolio, lo habrían sabido muy pronto”, dijo Trump, quien elogió a los alborotadores que rompieron ventanas y atacaron a los policías como “gente fuerte” y “grandes patriotas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.