Trump da negativo de coronavirus tras caso de ayudante infectado: Casa Blanca

Imagen de archivo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, en Washington

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su vicepresidente, Mike Pence, dieron negativo por el nuevo coronavirus tras descubrirse que un miembro del Ejército que trabajaba en la Casa Blanca se había infectado, dijo el jueves un portavoz del gobierno.

CNN identificó al militar como un ayudante de cámara personal de Trump.

"Fuimos notificados recientemente por la Unidad Médica de la Casa Blanca de que un miembro del Ejército de Estados Unidos, que trabaja en la Casa Blanca, dio positivo por coronavirus. El presidente y el vicepresidente dieron negativo por el virus y mantienen una buena salud", dijo el portavoz, Hogan Gidley, en un comunicado.

Gidley declinó ofrecer más detalles sobre el cometido del militar en la Casa Blanca.

Trump ya se ha sometido al menos dos veces a tests del coronavirus y dio negativo en ambas ocasiones. Una prueba realizada el 2 de abril dio negativo, según la Casa Blanca. La asesora presidencial Kellyanne Conway dijo el jueves que el presidente es sometido a pruebas de manera rutinaria.

El 3 de abril, la Casa Blanca dijo que cualquier persona que pudiera estar cerca de Trump o Pence sería sometido a un test rápido de COVID-19 por exceso de precaución.

El personal que trabaja en el Ala Oeste de la Casa Blanca no ha estado llevando mascarillas cerca del mandatario ni entre ellos. Durante un viaje a Arizona el martes, el presidente, el personal militar, los agentes del Servicio Secreto y los asesores de la Casa Blanca no llevaron mascarillas.

El miércoles, en un encuentro con enfermeras, que estaban cerca y en torno a él en el Despacho Oval, Trump destacó que todas habían sido sometidas al test del coronavirus y bromeó diciendo que esperaba que las pruebas funcionaran. Un invitado tosió varias veces en las manos durante el acto.

Trump ha sido criticado por dar mensajes dispares durante su gestión de la pandemia. Antes de viajar a Arizona para visitar una fábrica de mascarillas, afirmó que era probable que llevara una allí, pero al final no lo hizo, tras recibir el consejo del presidente ejecutivo de Honeywell de que no era necesario.


(Reporte de Jeff Mason y Steve Holland; reporte adicional de Timothy Ahmann y Lisa Lambert; editado en español por Javier Leira y Carlos Serrano)