Trump: monumentos nacionales son apropiación de tierras

Por DARLENE SUPERVILLE y JILL COLVIN
El presidente Donald Trump habla en el Departamento del Interior en Washington, miércoles 26 de abril de 2017. (AP Foto/Carolyn Kaster)

WASHINGTON (AP) — En una crítica furibunda a lo que llamó una "indebida apropiación masiva de tierras por el gobierno federal", el presidente Donald Trump firmó el miércoles un decreto que ordena al secretario de Recursos Naturales revisar la designación de decenas de monumentos nacionales en tierras federales.

La medida podría eliminar protecciones vigentes en Utah y otros estados bajo la Ley de Antigüedades de 1906, que autoriza al presidente a declarar monumentos nacionales que limitan el uso de esas tierras.

El presidente está tratando de acumular logros antes del sábado, cuando cumple sus primeros 100 días en funciones.

Durante una ceremonia de firma en el Departamento del Interior _equivalente al de recursos naturales o ambiente en otros países_, Trump dijo que el decreto pondrá fin a "otro abuso intolerable del poder federal" y "devolverá ese poder a los estados y al pueblo, a quienes corresponde".

Trump acusó al gobierno anterior de usar la ley para "colocar unilateralmente millones de acres (hectáreas) de tierra y agua bajo estricto control federal", una práctica que calificó de "indebida apropiación masiva de tierras por el gobierno federal".

"En algún momento, la ley se ha convertido en una herramienta de promoción política más que de beneficio público", dijo el secretario de Interior, Ryan Zinke, antes de la firma. "Y es fácil comprender por qué las comunidades locales más afectadas suelen tener una visión negativa de las designaciones".

El entonces presidente Barack Obama enfureció a los republicanos de Utah en diciembre cuando creó el Monumento Nacional Bears Ears en millones de acres (hectáreas) de tierras que son sagradas para los pueblos nativos y abarcan decenas de miles de sitios arqueológicos.

Los republicanos en el estado han pedido a Trump que derogue esa designación con el argumento de que frenará el crecimiento al impedir el aprovechamiento comercial y energético de la zona. La Ley de Antigüedades no da al presidente el poder de derogar una designación y ningún mandatario ha tomado esa medida.