Trump se mete en una pelea de famosos: apuntó contra Taylor Swift y recibirá a Kanye West

LA NACION

WASHINGTON.- La rivalidad es conocida. Comenzó en 2009 durante la ceremonia de los premios MTV Video Music Award, cuando la cantante de pop Taylor Swift (entonces 19 años) recibió el premio al mejor videoclip y el raperoKanye West interrumpió su discurso para decir que Beyoncé merecía el premio.

"Taylor, estoy muy feliz por ti y te dejaré terminar, pero Beyoncé tuvo uno de los mejores videos de todos los tiempos", dijo el marido de Kim Kardashian y provocó indignación. La pelea siguió. West continuó con las provocaciones. En 2016 lanzó un álbum en el que se refiere a la cantante como "zorra", y en el que asegura que tiene fama gracias a él. Y ahora el enfrentamiento traspasó el ambiente artístico para meterse de lleno en la política y tener un nuevo protagonista: el presidente Donald Trump .

¿Qué fue lo que pasó? Durante el fin de semana, la joven cantante abandonó la reserva que suele mostrar a la hora de hablar de política y anunció que votaría por los candidatos demócratas en las elecciones legislativas de medio término en su estado natal, Tennessee. Justificó su elección al resaltar las causas que le importan: la lucha contra el racismo, los derechos de las minorías LGBT y la igualdad de género.

Kanye West apoya a Trump desde la campaña presidencial

Entonces, Trump, quien suele estar atento a los comentarios de las celebridades sobre su gobierno, reaccionó diciendo que a partir de ahora le gustaba "menos" la música de la estrella pop. Y no paró allí. Lo que apenas horas después también se entiende como otra reacción en contra de la joven: anunció que recibiría este jueves a Kanye West para almorzar en la Casa Blanca y hablar sobre la reforma penitenciaria y la violencia en Chicago.

La movida de Trump se entiende. El rapero surgió como uno de los seguidores de más alto perfil del actual mandatario durante la campaña electoral a la presidencia de 2016. De hecho, fue abucheado en un concierto poco después de la elección por declarar su apoyo al mandatario, aunque dijo que no había votado.

Desde que hizo público su apoyo, West le hizo frente a las consecuencias. Se alejó de varios de sus amigos del ambiente, que no toleran los dichos del republicano, y ganó varios detractores, como cuando dijo que la esclavitud era una "elección" de los negros.

El mes pasado volvieron a repudiarlo cuando se presentó en un escenario luego de la emisión del estreno de temporada del programa de televisión "Saturday Night Live" usando una gorra con la marca de la campaña de Trump MAGA (Make America Great Again).

Otro granito de arena

La cantante Rihanna también exhortó a sus admiradores a inscribirse en el registro electoral de cara a las elecciones legislativas de mitad de período, que se llevarán a cabo en noviembre en Estados Unidos.

La estrella de Barbados, residente de Estados Unidos pero que no está habilitada para votar, publicó ayer un mensaje en su cuenta de Instagram, donde la siguen 65 millones de personas.

"Buenos días, Estados Unidos. ¿Quién está despierto esta mañana? ¿Y quién está consciente?", escribió y agregó: "Tienen una cosa que hacer hoy y es registrarse en las listas electorales".

El mensaje se publica días después del pedido de Swift, que según un funcionario de la plataforma federal de registro de votantes provocó que 65 mil personas presentaran solicitudes de inscripción en las 24 horas siguientes. Para entender el impacto, explicó que durante todo el mes de agosto solo 56.669 estadounidenses se habían registrado.

Agencias Reuters y AFP