Trump le teme a los tiburones y otras 10 curiosidades que Stormy Daniels ha revelado

El viernes, la revista In Touch publicó la entrevista íntegra de 2011 con la ex actriz de cine para adultos Stephanie Clifford. Clifford, cuyo nombre artístico es Stormy Daniels, habló sobre su antigua relación con el presidente Donald Trump.

Uno de los detalles que reveló ha tomado por sorpresa a muchos: a Trump le aterran los tiburones.

Según Clifford, tras conocer a Trump tuvieron una cita en su habitación en el Hotel Beverly Hills. Durante la cena, Clifford descubrió detalles muy interesantes sobre la entonces celebridad del espectáculo.

Stephanie Clifford, también conocida como Stormy Daniels, en la AVN Adult Entertainment Expo en Las Vegas, el 18 de enero de 2017. (Ethan Miller vía Getty Images)

“Lo más extraño de esa noche fue la mejor parte”, comentó. “Se podía ver la televisión desde la pequeña mesa del comedor y él estaba viendo el programa “Semana del Tiburón”, un episodio especial sobre el hundimiento del U.S.S y el peor ataque de tiburones de la historia. Estaba obsesionado con los tiburones, les temía. Dijo: “Dono a muchísimas organizaciones benéficas, pero nunca donaré a ninguna organización que ayude a los tiburones. Espero que todos se mueran”. Estaba fascinado y obsesionado. Lo sé, es muy extraño”.

La anécdota sobre los tiburones causó un gran revuelo en Twitter.


Donald Trump tiene un miedo terrible a los tiburones, es gracioso.


Ha llegado el momento de que los medios de comunicación de Washington le pregunten a cada miembro republicano del congreso de qué lado están sobre el transcendental tema de los tiburones.


A Donald Trump le aterran los tiburones, por lo que probablemente no deberías retuitear esto.


En la entrevista de @intouchweekly, Stormy Daniels reveló que @realDonaldTrump no donaría para causas relacionadas con los tiburones. Lo revisé: la Fundación Trump no ha realizado donaciones a ninguna organización benéfica dirigida a los tiburones. Lo más que hizo fue una donación de 10.000 dólares a la organización Reef Relief de los Cayos de la Florida porque un amigo de Trump estaba en su plantilla.

Por extraña que resulte la historia, en el pasado Trump ya había expresado su desagrado por los peces depredadores.


@4everSharkie: #iHateTheFactThat@trumpcasinos sirve #sharkfinsoup y @realDonaldTrump debería  ser un héroe y detenerlo. ¿Te gustan los tiburones?


Lo siento amigos, simplemente no soy un gran fan de los tiburones, y no se preocupen, seguirán ahí mucho después de que nos hayamos ido.

La semana pasada, The Wall Street Journal  informó que un abogado de Trump acordó pagarle 130.000 dólares a Clifford en octubre de 2016 para que no hablara sobre su relación. Eso fue justo antes de las elecciones presidenciales.

Sin embargo, tanto el equipo legal de Clifford como el de Trump han negado dicha relación y el pago.

Así que a inicios de esta semana, In Touch publicó en Internet algunos detalles interesantes de su entrevista inédita de 2011 con Clifford.

(In Touch)

Las primeras declaraciones de la revista revelaron que Clifford y Trump se conocieron en el torneo de golf para celebridades del American Century, en el Lago Tahoe, en julio de 2006, un año después de que el futuro presidente se casara con Melania Trump y pocos meses después de que diera a luz a su hijo, Barron. In Touch también reveló otros detalles, como el hecho de que Trump no habló sobre Melania durante esa primera cita con Clifford y que Clifford consideró la relación sexual entre ambos como “genérica, de libro de texto”. También habló sobre cómo Trump prometió llevarla a su programa, “The Apprentice”, algo que usó como pretexto para mantener el contacto durante el año siguiente.

He aquí las 10 curiosidades más fascinantes de la entrevista íntegra que In Touch publicó el viernes.

Trump no se vistió para su primera cita con Clifford

“Entré a su habitación en el hotel Lake Tahoe y me había arreglado porque pensé que íbamos a cenar, pero su intención era cenar en su habitación. No estaba vestido para salir, parecía que estaba listo para acostarse. Recuerdo que eso me frustró. De hecho, se lo dije porque estaba acostado en el sofá vistiendo un pijama y mirando la televisión o algo. Dije: “Ajá, ¿sabe Hefner que le robaste su ropa?””.

Trump se jactó de sí mismo durante su primera cita

“Me mostró la portada de una revista reciente en la que aparecía, era una especie de revista financiera, desearía poder recordar cuál era. La tenía en la habitación, me la mostró y yo pensé: ‘Amigo, sé quién eres’. Supongo que estaba intentando lucir bien”.

Luego, agregó:

“Siguió hablando sobre la revista en la que aparecía en la portada, dijo: ‘Mira la revista, ¿no luzco bien en la portada?’”.

Trump tiene supersticiones sobre su cabello

“Pensaba que si se cortaba el cabello o se cambiaba el peinado, perdería su poder y riqueza. Me reí mucho”.

Trump hace algunas jugadas muy astutas

Al recordar su primera cita, Clifford comentó:

“Tuve que usar el baño y fui al que estaba en el dormitorio. Como dije, era una gran suite. Podría describirla perfectamente. Cuando salí, él estaba sentado en la cama, como diciendo: ‘Ven aquí’. Y yo pensé: ‘Uf, allá vamos’”.

En su segunda cita en el Hotel Beverly Hills, Clifford recuerda que Trump le dijo:

“Sabes, eres muy hermosa. Me encanta tu pequeña nariz, es como una pequeña remolacha”. Y le dije: ‘¿Dijiste una remolacha? Pero, ¿en serio?’ Le hice pasar un mal trago. Y él dijo: ‘¡No, no! Es majestuosa, es una nariz muy elegante, como de un águila’”.

Clifford conserva una parte de la anatomía de Trump en su memoria

“Si tuviera que hacerlo, puedo describir sus genitales perfectamente”.

No usaron protección cuando mantuvieron relaciones sexuales

“No estaba planificado, simplemente sucedió. Y me molestó mucho porque suelo ser muy cuidadosa. De hecho, con la compañía para la que trabajo siempre utilizo condones. Pero recuerdo que no lo usamos porque soy alérgica al látex. Y en aquel momento no llevaba condones. Lo sé porque el 99% de los hombres llevan condones de látex, así que siempre suelo llevar uno en el bolso, pero pensé que solo iba a cenar, así que llevé un bolso pequeño”.

Después del sexo, Trump le pidió algo a Clifford

“Es un detalle curioso. Tenía uno de mis DVD y me pidió que se lo firmara, así que lo hice”.

Tras su primera aventura, Trump siempre llamaba a Clifford desde un número oculto

“El número siempre estaba oculto. Me telefoneaba cada 10 días. Siempre me llamaba ‘dulzura’. Me decía: ‘¿Cómo te va, dulzura?’”.

Trump nunca llevó a Clifford a “Celebrity Apprentice”. Cuando Jenna Jameson apareció en un episodio, lo usó como excusa para llamar a Clifford.

“Entonces me llamó y me dijo: ‘¿Viste a Jenna Jameson en mi programa? No sabía que iba a ir. Fue una basura. Hizo el ridículo’. Añadió: “Es muy tonta. Eres mucho mejor”. Pensé: ‘Ni siquiera lo sabía’. Me pareció muy divertido. No me importaba, lo había superado”.

En retrospectiva, Clifford siente pena por Melania Trump

“En aquel momento, no pensé mucho en el asunto. Pero ahora que tengo un hijo de la misma edad que Barron tenía en aquel momento, pienso: ‘Vaya, qué desgraciado’”.

Elyse Wanshel

HuffPost