Trump lanza mensajes furiosos luego de que la audiencia del 6 de enero revelara evidencias de su inacción

·2  min de lectura

Donald Trump utilizó su aplicación Truth Social para dar rienda suelta a su enfado después de que la última audiencia pública del comité del 6 de enero revelara el jueves más pruebas condenatorias de la inacción del expresidente durante los disturbios del Capitolio.

Una furiosa avalancha de publicaciones desde su cuenta de Truth Social atacó a las mismas personas de siempre que le han cuestionado o se oponen a su política.

Nancy Pelosi, Jake Tapper, Liz Cheney y Hillary Clinton no se salvaron de los ataques de Trump en las redes sociales.

En un ataque contra Tapper de la CNN, escribió: “Fake [sic] Tapper es tan parcial y patético. No es de extrañar que los índices de audiencia de la CNN estén en su punto más bajo. P.D. Casi todos los candidatos apoyados por Trump han ganado o ganarán”.

Dirigiéndose a Cheney, el expresidente la tachó de “perdedora mojigata”.

“El Gran Estado de Wyoming es sabio con ella. ¿Por qué no mostrar las cintas, o entrevistar, a los que, con pruebas, impugnan la elección?”.

También se fue contra el comité del 6 de enero, y escribió: “Cuántas mentiras y tergiversaciones por parte del corrupto y altamente partidista Comité No Selecto”.

“Pero los corruptos Hillary Clinton, Stacy Abrams, y muchos otros, impugnaron sus Elecciones, y durante mucho más tiempo que yo”, dijo Trump en otra publicación.

El jueves, el comité celebró su última audiencia pública sobre su investigación de la insurrección.

Trump podría haber sido la “única persona” con el poder de detener la invasión, dijo un asesor del comité a los periodistas y dijo que “eligió no hacerlo”.

El panel profundizó en la inacción de Trump durante un lapso crucial de 187 minutos entre el final de su mitin previo a los disturbios cerca de la Casa Blanca y su eventual llamado en Twitter para que la multitud se fuera a casa.

Mientras tanto, el representante republicano Adam Kinzinger dijo que la conducta de Trump el 6 de enero fue “una mancha en nuestra historia”.

Kinzinger dijo que “durante tres horas se negó a cancelar el ataque. Donald Trump se negó a aceptar el consejo urgente que recibió ese día... de su propia familia, sus propios amigos, su propio personal y sus propios asesores”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.