Trump cambia de postura y decide no calificar a China como manipulador de su moneda

Por David Lawder
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un evento en el edificio Eisenhower en Washington, abr 11, 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que el dólar se estaba "fortaleciendo demasiado" y que eventualmente puede perjudicar a la economía de Estados Unidos, al tiempo que sostuvo que le gustaría que las tasas de interés se mantengan bajas, según un reporte del Wall Street Journal. REUTERS/Joshua Roberts

Por David Lawder

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que su Gobierno no calificará a China como un manipulador de divisas, en un cambio de postura respecto a su promesa de campaña, incluso pese a que afirmó que el dólar se está fortaleciendo demasiado y que podría perjudicar a la economía.

En una entrevista con el The Wall Street Journal, Trump también dijo que le gustaría que las tasas de interés en Estados Unidos permanezcan bajas.

Un portavoz del Departamento del Tesoro estadounidense confirmó que un reporte semestral sobre las prácticas cambiarias de importantes socios comerciales del país, que será divulgado esta semana, no nombrará a China como un manipulador de su moneda, el yuan.

El dólar cayó tras los comentarios de Trump sobre los temas cambiarios y las tasas de interés, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro bajaron y las acciones también retrocedieron en Wall Street.

"Ellos no son manipuladores cambiarios", dijo Trump al diario sobre China. La declaración representa un giro frente a las promesas de campaña del republicano de acusar a Pekín por alterar su divisa en el primer día de Gobierno, como parte de su plan para reducir las importaciones chinas de Estados Unidos.

The Wall Street Journal reportó que Trump dijo haber cambiado de opinión sobre el tema porque China no ha estado manipulando al yuan durante meses y debido a que tomar esa medida ahora podría poner en peligro las discusiones con Pekín para confrontar la amenaza de Corea del Norte.

Estados Unidos calificó por última vez a China como manipulador de divisas en 1994. Según las leyes estadounidenses, la denominación puede iniciar una investigación y negociaciones sobre tarifas y aranceles comerciales.

Trump también dijo al diario que respeta a la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, y que no estaba descartada para un nuevo periodo a cargo del banco central una vez que termine su actual mandato en el 2018.

Las declaraciones también representaron un cambio frente a las reiteradas críticas a Yellen durante su campaña, cuando dijo que estaba manteniendo las tasas de interés demasiado bajas.

En cambio, el mandatario volvió a manifestar inquietud por la solidez del dólar. "Creo que nuestro dólar se está fortaleciendo mucho y en parte eso es mi culpa porque la gente tiene confianza en mí. Pero eso puede resultar perjudicial, provocará daños finalmente", declaró Trump.

(Por Timothy Ahmann; Editado en español por Javier López de Lérida/Marion Giraldo)