"Todos serán grandes": Trump deja atrás el aislamiento y retomará los actos de campaña

LA NACION

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó un anuncio ayer en el que dejó claras sus prioridades: dijo que reanudará los encuentros de campaña para su reelección, con lo que dejó atrás las medidas de confinamiento por la pandemia. "Todos serán grandes", adelantó el mandatario.

"Vamos a comenzar nuestros mitines. Creemos que el primero será probablemente en Tulsa, Oklahoma", dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca. Y detalló que el primer encuentro con sus seguidores será el viernes de la semana que viene, al que le seguirán reuniones en Florida, Arizona y Carolina del Norte.

Coronavirus. Donald Trump: "No quiero darle a la prensa el placer de verme con barbijo"

La elección del lugar no parece haber sido al azar ni tampoco la fecha. En medio de las protestas que se desataron por la muerte de George Floyd en manos de un policía, el evento se llevará a cabo el 19 de junio, cuando se conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos. Tulsa tiene un polémico historial en cuestiones raciales. En 1921, su entonces próspera comunidad empresarial afroestadounidense fue diezmada cuando una turba de racistas blancos mató a cientos de residentes de raza negra. En las décadas posteriores, los afroestadounidenses intentaron reconstruir lo que tenían, pero una renovación urbana en la década de 1960 eliminó lo que habían logrado.

Por otro lado, Oklahoma fue uno de los primeros estados en relajar las restricciones relacionadas con el coronavirus, permitiendo la reapertura de salones de belleza, salas de masaje y barberías a finales de abril. Las medidas de reactivación económica más recientes del gobernador republicano Kevin Stitt no imponen límites al número de personas congregadas a partir del 1 de junio y dejan a criterio de las autoridades locales y de los dueños de comercios la aplicación de las directrices de distanciamiento social.

"Una hermosa sede nueva, completamente nueva. Estamos ansiosos de ir'', expresó Trump. Y agregó: "El estado de Oklahoma ha hecho un gran trabajo con el Covid-19".

El mandatario no escondió su ansiedad por regresar a los estrados desde que los actos fueron suspendidos en marzo debido a la pandemia del nuevo coronavirus. Sus encendidos discursos han sido una marca distintiva de su primera campaña y de su presidencia, y se consideran una herramienta clave para movilizar a sus votantes.

El equipo de campaña del presidente no indicó aún cuáles serán las exigencias sanitarias para prevenir contagios dentro de estas aglomeraciones, que suelen realizarse en grandes estadios.

Agencia AFP y AP