Trump no cede y fustiga a los republicanos que reconocen a Biden: "¡La gente está enojada!"

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON.- Más aislado que nunca en los salones de la Casa Blanca, el presidente norteamericano Donald Trump se despachó con otra de sus diatribas vía Twitter, y se lanzó incluso contra uno de los máximos referentes republicanos por reconocer a Joe Biden.

"La gente está enojada", disparó luego de la declaración pública de Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado y una de la últimas figuras republicanas en admitir la victoria de Biden, a pocas semanas del cambio de mando.

Carta documento: los vecinos de Mar-a-Lago no quieren a Trump como vecino desde 2021

"Mitch, 75.000.000 de votos, un récord para un presidente en funciones (por mucho). Demasiado pronto para rendirse", tuiteó el presidente cerca de la 1 de la madrugada. "El Partido Republicano finalmente debe aprender a luchar. ¡La gente está enojada!", insistió.

El presidente compartió un artículo de noticias en ese mismo mensaje que incluía comentarios sugiriendo que McConnell no era un patriota porque su esposa es asiática."Mitch McConnell, @senatemajldr NO es un Patriota", dijo Trump. "Pregúntenle a su esposa. Ella lo sabe", agregó, antes de pasar a afirmar que el legislador de Kentucky de 78 años estaba "dispuesto a vender Estados Unidos para obtener lo que quiere".

La esposa de McConnell, Elaine Chao, es una política norteamericano de 67 años que se desempeña como secretaria de Transporte de Estados Unidos. Nació en Taipei, Taiwán y emigró a Estados Unidos cuando era niña.

Trump sigue insistiendo en que ganó las elecciones del 3 de noviembre, a pesar de perder el Colegio Electoral y el voto popular frente a Biden, quien aseguró unos 80 millones de votos en un año récord de participación.

Coronavirus: alertan que el 20% de la población mundial no tendrá vacunas hasta 2022

Trump insistió luego en otros tuits que "elección fue manipulada". "Encuesta: ¡el 92% de los votantes republicanos piensan que la elección fue manipulada!", tuiteó el mandatario.

Y en otro mensaje aseguró que "Florida, Ohio, Texas y muchos otros estados se ganaron por márgenes aún mayores de lo proyectado", destacando que "sucedieron cosas malas".

Algunos asesores de Trump habían sugerido previamente que la votación del Colegio Electoral el 14 de diciembre podría marcar el comienzo del fin de la desesperada apuesta del presidente por aferrarse al poder.

En efecto, la votación del lunes parece haber marcado un cambio en la voluntad del Partido Republicano de seguir complaciendo al titular derrotado y sus falsas afirmaciones de que la elección fue "robada".

Coronavirus: ¿por qué la Unión Europea tarda tanto en aprobar una vacuna?

"Nuestro país tiene oficialmente un presidente electo y una vicepresidenta electa", dijo McConnell luego de que el Colegio Electoral ratificó el triunfo de Biden.

Esas declaraciones fueron especialmente simbólicas, en la medida en que numerosos senadores republicanos se habían mostrado reacios a asumir públicamente la victoria de Biden, si bien en general los miembros del Congreso no han sido tan beligerantes como Trump y han evitado poner en cuestión la transparencia del proceso electoral.

Otros republicanos del Congreso, que durante semanas se habían negado a reconocer a Biden, ahora admiten públicamente su victoria. Entre ellos el segundo del Senado, John Thune. "Es hora de que todos sigan adelante", dijo sobre los reclamos de Trump.

Agencia AP, AFP y ANSA