Trump amenaza con “grandes problemas” para EE.UU. en caso de ser procesado por escándalo de documentos robados

·3  min de lectura

El expresidente Donald Trump insinuó el jueves que sus partidarios podrían participar en una campaña prolongada de violencia si lo acusan de cualquier delito a raíz de las múltiples investigaciones penales sobre su conducta.

Al hablar en el programa de radio del locutor conservador Hugh Hewitt, Trump dijo que una acusación no lo disuadiría de postularse para presidente porque “no estaría prohibido de postularme”.

“Pero creo que en caso que suceda, creo que habría problemas en este país como tal vez nunca antes los habíamos visto. No creo que la gente de EE.UU. lo acepte”, agregó.

Cuando se le preguntó qué tipo de problemas pronosticaba si lo acusaran de un delito, Trump respondió de forma siniestra: “Creo que habría grandes problemas, grandes problemas”.

“Solo no creo que [sus partidarios] lo acepten. No lo aceptarán”, aseguró. “No se quedarán quietos y ni soportarán este último engaño”.

Trump agregó que era “inocente por completo”, y cuando se le preguntó cómo respondería a las acusaciones de que sus comentarios avivarían la violencia, respondió: “Solo comparto mi opinión: no creo que la gente de este país lo apoye”.

En la actualidad, hay al menos tres investigaciones separadas del gran jurado que tratan sobre el expresidente acusado dos veces y sus aliados.

Dos de las investigaciones se derivan de la presión de Trump para permanecer en el cargo en contra de la voluntad de los votantes después de perder las elecciones de 2020.

Una de las mismas es una investigación federal supervisada por el Fiscal de EE.UU. para el Distrito de Columbia. Esta última revisa las acciones de Trump relacionadas con el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021. Además, investiga su papel en que activistas republicanos que pretendían ser electores legítimos enviaran boletas electorales falsificadas a los Archivos Nacionales, a pesar de que Joe Biden, el oponente electoral de Trump en 2020, había ganado en sus estados.

Otro gran jurado del Distrito de Columbia investiga el presunto acaparamiento por parte de Trump de documentos gubernamentales robados que, por ley, debían devolverse a los Archivos Nacionales cuando terminara su mandato en enero de 2021. Se realizó un cateo el 8 de agosto en la casa y la oficina del expresidente en Florida y se descubrieron más de 11.000 documentos pertenecientes al gobierno en cajas guardas en una sala de almacenamiento. Aproximadamente 100 de los mismos estaban marcados en niveles de clasificación tan significantes como “de alto secreto”.

Trump libra una batalla legal en un tribunal federal de Florida para evitar que el FBI acceda a esos documentos hasta que un perito judicial externo los haya revisado para determinar si alguno está protegido por el privilegio abogado-cliente.

La tercera investigación del gran jurado es una investigación estatal supervisada por la fiscal de distrito del condado de Fulton, Georgia, Fani Willis.

La oficina de Willis investiga si Trump o sus aliados violaron las leyes electorales de Georgia al tratar de presionar a los funcionarios estatales para que anularan su derrota electoral de 2020.