Trump amenaza con "cerrar" redes sociales tras cuestionamiento de sus tuits

Sebastian Smith
El presidente Donald Trump en el jardín de la Casa Blanca en Washington, DC, el 26 de mayo de 2020 (AFP | Brendan Smialowski)

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este miércoles con "regular fuertemente" o "cerrar" plataformas de redes sociales, luego de que Twitter señalara por primera vez dos de sus tuits como "engañosos" y los tratara como difusores de información sin sustento.

Trump firmará el jueves un decreto de "redes sociales", dijo sin más detalles un portavoz de la Casa Blanca durante el vuelo de vuelta desde Florida, donde el presidente acudió para ver el lanzamiento de un cohete que finalmente se pospuso.

El mandatario comenzó la jornada cargando contra las redes sociales con una serie de tuits.

"Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian completamente las voces conservadoras. Vamos a regularlas fuertemente o las vamos a cerrar, antes que permitir que algo así suceda", tuiteó.

Twitter señaló dos tuits de Trump publicados el martes, en los que el mandatario decía sin evidencia que el voto por correo llevaría a una elección manipulada.

"No hay forma de que el voto por correo sea otra cosa que sustancialmente fraudulento", escribió entonces.

Debajo de las publicaciones, Twitter publicó un enlace que dice: "Obtenga información sobre las votaciones por correo", una novedad para la red social que ha resistido durante mucho tiempo los llamados a censurar al presidente por publicaciones que desafían la verdad.

Trump, que tiene 80 millones de seguidores en Twitter, difunde insultos, teorías conspirativas e información falsa en la red social.

Y el presidente arremetió nuevamente el miércoles contra la medida que toma fuerza en algunos estados en medio de la pandemia de COVID-19: "No podemos permitir que las boletas por correo a gran escala se arraiguen en nuestro país. Sería libertad para todos los engaños, falsificaciones y robos de boletas", escribió.

"El que hiciera más trampas ganaría. Del mismo modo que las redes sociales. ¡Limpia lo que has hecho, AHORA!", lanzó el mandatario.

En plena campaña por la reelección en los comicios de noviembre, Trump también acusó a las redes sociales de interferir en la anterior campaña electoral: "Vimos lo que intentaron hacer y fracasaron en 2016".

"No podemos permitir que vuelva a ocurrir una versión más sofisticada de eso", añadió.

La catarata de tuits del mandatario generó la consigna #TrumpMeltdown, hashtag que rápidamente se coló en las tendencias del día.

Para Kate Ruane, de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, las amenazas de Trump no pueden hacerse realidad.

La Constitución "claramente prohíbe que el presidente tome medidas para evitar que Twitter señale sus descaradas mentiras sobre como votar por correo", señaló.

- Contenido "engañoso" -

La advertencia de Twitter debajo de los comentarios de Trump consiste en un link que lleva a un mensaje que señala que las afirmaciones del mandatario son "infundadas", citando información de varios medios, entre ellos CNN y The Washington Post.

El mensaje dice: "Trump afirmó falsamente que las boletas de voto por correo llevarían a elecciones fraudulentas".

"Sin embargo, los verificadores afirman que no hay evidencia de que las papeletas por correo estén relacionadas con el fraude electoral".

Trump había apuntado sus tuits al gobernador de California, diciendo erróneamente que todos los que viven en ese estado recibirían una papeleta, cuando en realidad los envíos se dirigen solo a los votantes registrados, indican los verificadores.

Los tuits del presidente violaron una política ampliada recientemente por Twitter, señaló la empresa con sede en San Francisco.

"Al servir a la conversación pública, nuestro objetivo es facilitar la búsqueda de información creíble en Twitter y limitar la propagación de contenido potencialmente dañino y engañoso", dijo la compañía cuando anunció los cambios.

Antes de ser elegido en 2016, Trump construyó su marca política apoyando la mentira de que Barack Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos, no había nacido en el país y, por lo tanto, no era elegible para ser mandatario.

En la actualidad, su rival electoral será Joe Biden, quien fue vicepresidente de Obama, y Trump vuelve a usar Twitter para atacar al popular líder.

Más allá de sus reproches, Trump es un gigante político en las redes sociales y su campaña se enorgullece de su enorme presencia en Facebook, Twitter y otras plataformas vinculadas al nivel de financiación y recopilación de datos sin precedentes.

- Teoría conspirativa -

La medida de Twitter contra los tuits de Trump se produjo en un momento en que, en medio de una fuerte caída económica en Estados Unidos y 100.000 muertes por el coronavirus, el mandatario fogueaba una teoría sobre el reconocido presentador de la cadena MSNBC Joe Scarborough.

Rumores sin evidencia afirman que Scarborough mató a una mujer con la que supuestamente tenía una aventura en 2001, cuando él era congresista republicano y ella pertenecía a su equipo de colaboradores.

"El psicópata Joe Scarborough está desconcertado, no solo por sus malas mediciones, sino por todas las cosas y hechos que están saliendo en internet sobre la apertura de un caso congelado. ¡Él sabe lo que está sucediendo!", tuiteó Trump.

Nunca hubo evidencia de que Scarborough haya estado relacionado con la muerte de Lori Klausutis. Los investigadores indicaron que murió después de golpearse la cabeza durante una caída, provocada por un ritmo cardíaco anormal.

Sin embargo, el rumor ha sido impulsado durante años y Trump es su último promotor de alto perfil, incluso después de que el viudo de Klausutis llamara a detener la "mentira viciosa" en una carta publicada el martes por The New York Times.

Twitter dijo en un comunicado que lamentaba profundamente el "dolor" de la familia, pero no tomó medidas.