Trump advierte a México que puede cerrar la frontera por la caravana de inmigrantes

Por Susan Heavey y Sofia Menchu
1 / 2

Un niño se sienta en el suelo entre migrantes hondureños que son parte de una caravana que intenta llegar a los Estados Unidos, en la ciudad de Guatemala, Guatemala

Un niño se sienta en el suelo entre migrantes hondureños que son parte de una caravana que intenta llegar a los Estados Unidos, en la ciudad de Guatemala, Guatemala, 17 de octubre de 2018. REUTERS / Luis Echeverria

Por Susan Heavey y Sofia Menchu

WASHINGTON/CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el jueves con desplegar tropas y cerrar la frontera sur si México no toma medidas para contener el paso de grandes grupos de migrantes que se dirigen a su país desde Guatemala, Honduras y El Salvador.

Varios miles de migrantes hondureños han estado viajando esta semana a través de Guatemala para dirigirse a México, desde donde muchos esperan cruzar a Estados Unidos para escapar de la violencia y la pobreza en América Central.

"Debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga esta arremetida -¡y si no puede hacerlo llamaré al ejército estadounidense y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!", escribió Trump en Twitter.

El Gobierno mexicano solicitó el jueves la intervención de Naciones Unidas (ONU) para apoyar a quienes podrían solicitar condición de refugiados, un día antes de la visita al país del Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Gerónimo Gutiérrez, embajador de México en Estados Unidos, dijo en una entrevista a la cadena de noticias Fox que su país pidió ayuda a la ONU para revisar que las solicitudes de asilo de los migrantes sean verídicas.

"Eso permitirá un proceso por el cual quien busque asilo por una causa legítima recibirá el apoyo del Gobierno mexicano", declaró Gutiérrez.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo a Reuters que la ayuda fue solicitada al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) con la finalidad de procesar un mayor número de solicitudes y una mayor transparencia.

Más adelante, ACNUR podría ayudar a México a encontrar lugares de asentamiento para quienes sean declarados refugiados, ya sea dentro o fuera de su territorio, pero que eso aún no estaba definido, explicó.

Imágenes de Reuters mostraron migrantes centroamericanos caminando desde Honduras a través de la jungla fangosa y calles residenciales, muchos cargando a sus niños así como mochilas y maletas.

En la capital guatemalteca, Ciudad de Guatemala, los refugios para migrantes vieron salir el jueves varias oleadas de personas desde el amanecer con rumbo al sur de México. La frontera más cercana está a unos 177 kilómetros de distancia.

Trump amenazó esta semana con suspender la ayuda regional a raíz de la caravana. El mandatario, quien ha hecho de la reducción de la inmigración y la construcción de un muro fronterizo con México un eje central de su Gobierno, previamente había amenazado con cortar la asistencia y enviar tropas a la frontera.

Fox News dijo el jueves que México y Estados Unidos habían llegado a un acuerdo sobre cómo tratar a los migrantes de la caravana.

De acuerdo con su información, proporcionada por una fuente anónima, si un indocumentado centroamericano logra llegar a Estados Unidos, México permitiría que éste fuera deportado a su territorio. Actualmente, Estados Unidos debe mantenerlo en su país y realizar un largo proceso antes de repatriarlo.

Sin embargo, Videgaray dijo que esta información era falsa y que no se había llegado a tal acuerdo.


MIGRACIÓN, MÁS RELEVANTE QUE COMERCIO

En una serie de tuits publicados el jueves, Trump también afirmó que el asunto es más importante para él que un acuerdo recién logrado con México para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el cual aún debe ser ratificado.

"El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, que incluye elementos criminales y DROGAS, es mucho más importante para mí, como presidente, que el comercio o el USMCA. Esperemos que México detenga este ataque en su frontera norte", escribió Trump, refiriéndose al nuevo pacto comercial conocido como Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá.

El próximo canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que no estaba sorprendido por los comentarios de Trump.

Es probable que la inmigración ilegal sea un tema importante en las elecciones del 6 de noviembre en Estados Unidos, cuando se considera que los demócratas tienen una buena posibilidad de ganar el control de la Cámara de Representantes.

Frustrado por el hecho de que el Congreso no haya financiado completamente la propuesta de levantar un muro en el límite con México, Trump ordenó en abril a la Guardia Nacional que ayudara al Departamento de Seguridad Nacional a asegurar la frontera en cuatro estados del suroeste de Estados Unidos.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo el miércoles que ninguna ayuda puede ser condicionada, tras la amenaza de Trump de retirar fondos a Guatemala, Honduras y El Salvador si no frenan a los migrantes ilegales.

Morales dijo que había hablado con su homólogo hondureño, el presidente Juan Orlando Hernández, sobre garantizar que los migrantes que quieren regresar a sus hogares puedan hacerlo de manera segura, y citó informes que indican que muchas personas de la caravana están regresando a Honduras.


(información adicional de Dave Graham, Susan Heavey y Doina Chiacu; Editado en español por Janisse Huambachano, Rodrigo Charme y Manuel Farías)