Trump dice que impugnación está causando rabia, pero que no quiere violencia

·1  min de lectura
Foto del martes del Presidente de EEUU, Donald Trump, hablando con la prensa en la Casa Blanca

WASHINGTON, 12 ene (Reuters) - El presidente Donald Trump, presionado para que renuncie después de que sus seguidores asaltaron el Capitolio de Estados Unidos la semana pasada, afirmó que hay una tremenda ira por las medidas para acusarlo, pero que no quiere violencia.

"No quiero violencia", dijo Trump a periodistas en su visita al muro fronterizo en Alamo, Texas, en la frontera con México.

En sus primeros comentarios a periodistas desde el 8 de diciembre, el presidente republicano no respondió a la pregunta de si renunciaría y criticó las medidas de los legisladores demócratas que buscan su destitución.

"Esta impugnación está causando una tremenda ira, de verdad, y es realmente una cosa terrible lo que están haciendo", dijo Trump, quien añadió que el intento de impugnarlo, bajo el cargo de incitar a la insurrección por el ataque al Capitolio, es la continuación de una "caza de brujas" en su contra.

Trump se convertiría en el primer presidente de Estados Unidos en ser impugnado dos veces si la Cámara de Representantes vota a favor de los cargos miércoles.

El presidente negó cualquier responsabilidad por el violento asedio de sus partidarios al Capitolio y dijo que sus comentarios fueron apropiados.

"Si leen mi discurso (...) lo que dije fue totalmente apropiado.

(Reporte de Andrea Shalal; escrito por Doina Chiacu; Editado en español por Janisse Huambachano y Javier López de Lérida)