Trump abre otra pelea con la familia de un soldado muerto en una misión

LA NACION

WASHINGTON.- Donald Trump , a veces, provoca roces aun cuando no los busca. Ahora ocurrió al cumplir con una tradición sagrada para los presidente de Estados Unidos: ofendió a la viuda y la madre de un soldado muerto durante una misión, quienes lo acusaron de faltarles el respeto cuando las llamó para ofrecerles sus condolencias.

El episodio volvió a despertar críticas sobre el liderazgo y la empatía presidencial, y terminó por generar una enérgica respuesta de la Casa Blanca, que defendió al presidente y condenó y lamentó la "politización" de la muerte de soldados en combate.

La polémica había comenzado días atrás, cuando le preguntaron a Trump en una improvisada conferencia de prensa por qué no había dicho nada aún sobre cuatro soldados de las fuerzas especiales que murieron a principios de octubre en una misión en la frontera entre Niger y Mali.

Trump, quien había hablado o tuiteado sobre un abanico de temas -los deportistas que protestan arrodillándose, su reforma impositiva, ataques a los medios-, pero no había dicho nada de los soldados, dijo que ya había escrito cartas personales a los familiares, y pronto los llamaría.

"Me siento muy, muy mal por eso. Siempre me siento mal. Son las llamadas más duras que tengo que hacer", afirmó. El tema podría haber quedado ahí, pero, fiel a su estilo, Trump fue más allá y criticó a sus antecesores: dijo, incorrectamente, que no era costumbre de ellos llamar a familiares de caídos. Cuando le pidieron pruebas, Trump dijo que en realidad no sabía, y optó por un cierre ambiguo.

"El presidente Obama, creo, probablemente lo hizo a veces, y tal vez a veces no lo hizo. No lo sé. Eso es lo que me dijeron", afirmó el mandatario.

Trump llamó finalmente a Myeshia Johnson, viuda de unos de los cuatro soldados caídos, el sargento La David Johnson. Tras la llamada, una congresista demócrata, Frederica Wilson, quien estaba con la viuda cuando ocurrió la conversación, dijo que el presidente le había dicho que su marido "sabía para lo que se había anotado", y que Trump no recordó su nombre.

"Nunca dijo la palabra héroe. Le escuché decir 'estoy seguro de que él sabía para qué se estaba inscribiendo'. Me pareció insensible", dijo Wilson.

Trump desmintió todo ayer, primero en Twitter, luego ante las cámaras.

"No dije lo que dijo la congresista. No lo dije. Ella lo sabe, y ella no lo está diciendo. No dije lo que ella dijo. Tuve una muy buena conversación con la mujer, con la esposa. Sonaba como una mujer encantadora. Pero no dije lo que ella dijo", dijo el presidente.

Un rato después, la propia madre de Johnson ratificó la versión de la congresista.

"Trump le faltó el respeto a mi hijo y a mi hija, y también a mi y a mi marido", dijo Cowanda Jones-Johnson, madre del sargento Johnson.

A esas alturas, el episodio ya recordaba la pelea que Trump con los Khan, quienes el año último lo acusaron en un áspero discurso en la convención demócrata de faltarle el respeto a la memoria de su hijo, el capitán Humayun Khan.

La vocera presidencial, Sarah Sanders, cargó contra la congresista Wilson en su tradicional rueda de prensa por "politizar el tema".

"Este fue un presidente que ama mucho a nuestro país, que tiene el mayor nivel de respeto por los hombres y mujeres en uniforme, y quería llamar y ofrecer condolencias a la familia", afirmó Sanders. "Y creo que tratar de crear algo de eso, que es lo que está haciendo la congresista, es, francamente, espantoso y desagradable", cerró.