Cientos exigen reapertura total en California con "Fiesta de la Libertad"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Los Ángeles, 23 may (EFE) .- Sin guardar las medidas de distanciamiento y utilizar tapabocas, una multitud de personas se congregaron en Sacramento, California, este sábado para protestar por las restricciones que mantiene el Gobierno estatal para contener el brote de coronavirus.

La manifestación bautizada como “Liberty Fest” (Fiesta de la Libertad) se realizó frente al Capitolio del estado y convocó cerca de un millar de personas, según reportes del canal local ABC-10.

La acción de hoy hace parte de los llamados de la organización Freedom Angels Foundation para exigir la reapertura de todos los negocios del estado y las iglesias.

Un video del periódico Sacramento Bee mostró a una mujer que se identificó como cosmetóloga realizando varios cortes de cabello en la acera de una calle aledaña al Capitolio.

Protestas similares se han realizado las semanas pasadas presionando por la reapertura de playas californianas, especialmente en áreas conservadores como el condado de Orange, al sur del estado.

Sin embargo, el gobernador de California, Gavin Newsom, se ha mantenido firme el proceso de certificación para que los condados reabran lentamente.

Precisamente hasta este sábado el gobernador demócrata aprobó la solicitud del condado de Orange para la reapertura de algunos negocios no esenciales, incluidos restaurantes y algunas oficinas, aunque manteniendo restricciones de distanciamiento social.

"Estoy extremadamente contenta de haber podido demostrar con éxito que el condado de Orange cumplió con los requisitos del estado y estoy agradecida con el Estado por el rápido cambio en el proceso de aprobación antes del fin de semana del Memorial Day", dijo la supervisora del condado Lisa Bartlett, en un comunicado.

Varias ciudades de este condado demandaron al gobierno de Newsom por cerrar las playas del esa área, después que una muchedumbre inundara estos lugares en la última semana de abril.

La última batalla del gobernador es por la reapertura de iglesias. Más de 1.200 pastores del estado se unieron este jueves a una declaración de "esencialidad" con la que están desafiando la moratoria estatal para realizar servicios presenciales en sus iglesias, y aseguraron que abrirán las puertas a sus feligreses el 31 de mayo, Día de Pentecostés.

Este viernes el presidente Donald Trump instó a todos los estados a permitir que las puertas de los centros religiosos abrieran tan pronto como este fin de semana.

"Exhorto a los gobernadores a permitir a las iglesias y a los lugares de culto abrir, ¡ahora mismo!", afirmó Trump, quien amenazó con suspender la autoridad de los gobernadores si no lo permiten y acabó su intervención diciendo: "EE.UU. necesita más rezos, no menos".

Hasta el próximo lunes, Newsom entregará las pautas de reapertura para los centros religiosos siguiendo las pautas de las autoridades de salud para controlar posibles brotes en estos sitios, recalcó el demócrata en una conferencia de prensa.

Según datos del Departamento de Salud de California, el estado acumuló este sábado 93.631 casos positivos de coronavirus. Más de 3.000 pacientes permanecen hospitalizados, 1.079 están en cuidados intensivos

California ya registra 3.708 muertes relacionadas con el COVID-19.

(c) Agencia EFE