Trujillo muestra que el show debe continuar

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- El actor Alberto Trujillo sufrió un infarto en septiembre pasado, dejándole sólo una tercera parte funcional del corazón. Se supone, dicen los médicos, que sus condiciones no le permitirían hablar, caminar o ponerse en pie. Pero no es así.

"Si me caigo aquí, si me muero, no se preocupen, es algo que ya sabemos, que está previsto", dice de buen humor al inicio de la plática con EL UNIVERSAL. "Lo del infarto no ha parado, es como un temblor que sigue, no se para. Se sigue muriendo el corazón y estamos tratando de mejorar eso".

A sus 52 años, Alberto puede presumir varios personajes: el "Ojitos" de Falsa identidad; "El Alacrán" del Sr. Ávila; el encargado de la morgue en La casa de las flores o el del difícil Jairo Peña en "El Señor de los Cielos".

Hace dos meses formaba parte de "La lotería del crimen", serie de TV Azteca, de la que fue dado de baja tras el ataque al miocardio, lo cual, considera, fue lo acertado de la producción por seguridad.

El día del infarto estaba feliz. Sabía que Poderoso Victoria, filme en que participa, tendría una función estelar en el reciente certamen de Morelia y estaba cerrando con el Imcine la distribución que tendrá El cartero, su ópera prima como director: "Se habían venido muchos cambios, muchas cosas que siempre había querido y de pronto la vida te dice: ‘por qué no haces todo esto, pero con la tercera parte de tu corazón (risas). Y bueno, vamos a intentarlo".

Ópera prima de vida

El cartero es un proyecto que inicialmente codirigiría con Francis Levy Lavalle, pero a la muerte de éste, Alberto se quedó a cargo. Protagonizado por él mismo, cuenta la historia de un hombre que padece insuficiencia renal crónica y está viviendo el último día de su vida: "Ahora pienso: ¿y esta similitud?, ¿esta analogía?, ¿qué está pasando?".

Eso no le quita ver las cosas con humor y filosofía. Tampoco le urge que la película sea vista, pues será cuando estén todos los elementos alineados.

"Siempre me ha gustado hacer las cosas de manera muy independiente, no depender de nadie. Pero además no estoy peleado con la muerte que sé, va a llegar, la ventaja es que sé de qué va a ser y cómo va a ser (risas)".

El cartero surgió para promover la donación de órganos, por lo que se reclutó a no actores, pero sabedores del tema. Por ejemplo, el director de un centro de diálisis está en el filme, explicando los cuidados requeridos: "No es un trabajo dramático excelso, pero es muy buen trabajo. La película ya está lista, sólo estamos en trámites para que Imcine la promueva".

A finales de este mes, a Alberto se le verá en Poderoso Victoria, en la que se contará la historia de un pueblo lejano que decide revivir un tren para recuperar la comunicación. Ahí, al lado de actores como Damián Alcázar y Joaquín Cosío, interpreta al "Burro", un hombre que quizá no cuente con las simpatías de protectores de animales.

A mediados de diciembre, se realizará estudios para saber qué tan posible es realizarse una angioplastia, procedimiento que permite mejorar el flujo en arterias coronarias estrechas o bloqueadas. En su caso, dos las tiene tapadas y una parcialmente. "Sería maravilloso, a ver si sobrevivo un mes", ríe.