Esta campaña desvela la falta de diversidad que aún existe en las grandes marcas

Fernando Gonzalo
·2  min de lectura

La presión social para que las marcas se posicionen contra el racismo ha crecido en los últimos meses gracias al movimiento Black Lives Matter y son muchas las compañías que ya han declarado públicamente su adhesión a la causa.

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro: pese a los mensajes de apoyo, muchas marcas no llevan a cabo ninguna política para que la igualdad sea real en su propia empresa. Esta campaña viene a sacarles los colores a las compañías más “blancas” del mercado.

De poco sirven las palabras bienintencionadas si a la hora de la verdad todo el liderazgo está en manos de personas blancas: este es el mensaje que transmite la campaña True Colors, obra de dos creativos de la agencia Goodby Silverstein & Partners que han analizado el reparto de las posiciones de poder dentro de las grandes compañías.

Para mostrar el resultado de una manera visual y creativa lo que han hecho es utilizar los propios logos de las marcas a modo de “blancómetro”: cuanto mayor es el porcentaje de personas blancas que ocupan los puestos de mando, más difuminado aparece el logo.

Para conseguir este efecto se cambiaron todos los logos a negro y a continuación se fueron poniendo capas de color blanco sobre ellos. Como resultado el logo de la marca Lyft, dirigida por un 55% de personas blancas, se aprecia razonablemente bien en la imagen. En cambio el de Nike, con un 85% de liderazgo blanco, queda severamente difuminado, y el de Adidas, el caso extremo, con un 100%, es apenas perceptible.

Los nuevos logotipos se han subido a Instagram, donde además se ha etiquetado a las cuentas oficiales de las marcas para advertirles de la jugada. Todo un tirón de orejas para recordarle a las marcas que aún tienen mucho camino que recorrer y que no basta solo con publicar palabras bonitas.

Vía @truecolors.official
Vía @truecolors.official

Más historias que te pueden interesar: