Trudeau insiste en implicar al Gobierno indio en el asesinato de un canadiense en Canadá

Toronto (Canadá), 21 sep (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, volvió a implicar este jueves al Gobierno indio en el asesinato de un líder sij canadiense en Canadá, acusaciones que están causando un grave conflicto diplomático con las autoridades de Nueva Delhi.

En una conferencia de prensa en Nueva York, donde se encuentra para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, repitió que "hay pruebas fiables para creer que agentes del Gobierno de India estuvieron implicados en el asesinato de un canadiense en territorio canadiense".

"Solicitamos al Gobierno de India que colabore con nosotros para llegar al fondo de este asunto", añadió Trudeau.

Sus declaraciones se producen poco después de que la India anunciase este jueves la suspensión de la emisión de visados para canadienses y solicitase a Ottawa reducir su misión diplomática en el país.

El conflicto diplomático entre los dos países estalló el lunes cuando Trudeau, en una declaración solemne en el Parlamento canadiense, reveló que los servicios de inteligencia canadienses consideran a la India responsable del asesinato en junio de Hardeep Singh Nijjar.

Singh Nijjar, un líder de la minoría sij que abogaba por la creación de un estado independiente para los sij en el norte de la India y que adquirió la nacionalidad canadiense en 2007, fue tiroteado en junio en la localidad de Surrey, en el oeste de Canadá.

Es "inaceptable que un país esté involucrado en el asesinato de un ciudadano en nuestro territorio", aseguró Trudeau este jueves, recalcando que Canadá defenderá y protegerá siempre a sus ciudadanos.

El primer ministro canadiense se negó a revelar las pruebas que señalan la implicación del Gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi, y dijo que el sistema judicial canadiense procederá a actuar con esas evidencias.

Preguntado por qué ninguno de los principales aliados canadienses ha apoyado públicamente a Canadá a pesar de que Trudeau ha compartido las pruebas con países como Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Australia, afirmó que Ottawa está defendiendo las leyes.

"La India es un país de creciente importancia. No estamos interesados en provocar o causar problemas, pero vamos a ser rotundos en la importancia de la ley, la importancia de proteger a los canadienses y defender nuestros valores", añadió Trudeau.

(c) Agencia EFE