Trucos para ahorrar dinero en la vida cotidiana

·2  min de lectura

El año nuevo empieza para mucha gente con buenos propósitos. Uno de ellos es, muchas veces, ahorrar un poco más de dinero. Pero para que este plan funcione a lo largo de todo el año, los expertos recomiendan fijarse objetivos concretos. Lo mejor es que el ahorro funcione de manera casi desapercibida.

Aquí van tres ideas para ello (se toma como referencia el dólar, pero se puede aplicar a cualquier moneda):

Redondee: puede aumentar el monto de su cuenta bancaria con cada gasto. ¿Cómo? Redondeando la cifra y apartando ese dinero. Por ejemplo: si un par de zapatos cuesta 75.99 DÓLARES, calcule internamente que vale 80 dólares y transfiera los 4.01 dólares a su cuenta. Por supuesto que cada uno puede decidir a cuánto redondear.

Algunas entidades bancarias ofrecen hacer este redondeo automáticamente. Si los clientes lo desean, por cada pago con una tarjeta de débito puede transferirse el monto redondeado a la propia cuenta bancaria. Este truco ayuda, por ejemplo, a aumentar el colchón financiero para gastos inesperados.

El desafío de las 52 semanas: el principio es sencillo: cada semana se coloca en la alcancía un dólar más que la semana precedente. Eso significa que en la primera semana será un dólar, en la segunda, dos, en la tercera, tres y así sucesivamente. En la última semana del año —la 52— serán 52 dólares. Cuando se vacíe la alcancía a finales de año se habrán reunido en total 1,378 dólares.

El truco de los cinco dólares: cada vez que uno recibe un billete de cinco dólares, este se coloca en la alcancía. De esta manera, en un año se puede reunir una cifra importante, dependiendo de con cuánta disciplina se aplica este plan. Lógicamente, este truco también se puede aplicar a otros billetes o monedas, por ejemplo, monedas de uno o dos dólares o billetes de diez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.