El truco que usaban en 'Pasión de gavilanes' para “hacernos creer” que montaban a caballo

Pasión de gavilanes desató verdaderas pasiones por los países de habla hispana, incluida España, entre 2003 y 2004 con sus historias de amor y venganza entre las hermanas Elizondo y los hermanos Reyes. Ambientada en un universo de haciendas, cabellos al viento y muchos establos, no era de extrañar ver a los protagonistas montando a caballo a menudo.

Sin embargo la producción supo rebuscárselas para grabar estas escenas sin necesidad de los animales y sus cuidadores en más de una ocasión. Y ni te imaginas cómo…

Telemundo/Caracol Televisión

Gracias a un vídeo que ha resurgido en redes sociales -y que originalmente había visto la luz en 2008- hemos descubierto el truco que utilizaba la telenovela para hacer de cuenta que uno de sus personajes iba a caballo.

Se trata de Danna García, la colombiana que daba vida a la heroína romántica Norma Elizondo -enamorada de Juan Reyes (Mario Cimarro)- un personaje que solíamos ver a menudo montando a caballo en la telenovela. Sin embargo, la intérprete tenía miedo a los caballos después de sufrir un accidente cuando un equino se le cayó encima años atrás dejándola hospitalizada.

De esta manera, la producción se las ingenió para no traumatizarla pero al mismo tiempo poder tener las escenas a caballo. ¿Cómo? La subían a los hombros de uno de los empleados de producción que, mientras daba saltitos, sostenía una cuerda y la cámara solo la filmaba de cerca. Es decir, cabalgaba… pero no caballos.

El resultado es hilarante pero ingenioso y ha despertado la curiosidad de los televidentes más nostálgicos que están encontrando la revelación de lo más divertida. Si bien el vídeo ya tiene unos 12 años, muchos espectadores lo desconocían y en cuestión de pocos días ya es todo un fenómeno viral.

Con el paso del tiempo, Danna García se enfrentó a su fobia cuando tuvo que volver a grabar con caballos para la telenovela Las amazonas, logrando superarla poco a poco con ayuda de una de las yeguas de la producción.

Incluso la misma actriz estuvo de actualidad a principios del mes de mayo por desvelar la mala relación que había con algunos de sus compañeros durante las grabaciones de la telenovela. Fue a través de un directo que hizo por Instagram que se sinceró con sus fans, contando que cuando consiguió el personaje acababa de romper una relación y no encontró en el set a la familia que necesitaba por entonces. "Estaba muy sola. No encontré una familia en Gavilanes que me hubiera hecho mucha falta, encontré un freno de mano" dijo. En su opinión, cree que parte de la culpa fue la envidia que provocó entre algunos compañeros que su personaje y el de Mario (Cimarro) cobraran más protagonismo. "No era culpa mía, pero terminas cargando el marrón" aclaró. Sin embargo, por entonces estaba tan ocupada con el papel y sus problemas personales que no se percató de la soledad en el set hasta más tarde. "Creo que estaba como muy inocente o ignorante de lo que estaba pasando porque mi cabeza estaba en otro lado" sentenció.

La buena noticia es que la confesión sirvió para que los actores remediaran sus diferencias y, según publicó Danna García en su perfil -como hemos sabido a través de E! News- han logrado hacer las paces. "Nos ha unido esta crisis [...] porque desde que yo me enfermé contacté con ellos a través de un mensaje y la respuesta ha sido muy linda, sobre todo por parte de Natasha" sentenciaba a raíz de haber padecido Covid-19; mientras concluía dando las gracias a Natasha Klaus que fue la responsable del acercamiento. Al parecer el reparto tenía un grupo de chat y ha sido ahora que la han incluido.

Más historias que te pueden interesar: