El consejo de un Premio Nobel italiano para ahorrar al cocer la pasta

·3  min de lectura

Hace solo unos días Giorgio Parisi, Nobel de Física italiano, compartía en su muro de Facebook el consejo dado por otro usuario de dicha red social sobre cómo ahorrar energía al cocinar la pasta enfatizando que la clave está en mantener la olla cubierta con la tapa. Un truco antiguo, como han señalado muchos internautas, pero que al ser compartido por Parisi ha ganado en repercusión hasta el punto de que Ansa y varios medios italianos se han hecho eco del mismo.

Poner la tapa es la clave para que, por bajo que esté el fuego, la pasta se cueza igualmente. (Foto: Getty Images)
Poner la tapa es la clave para que, por bajo que esté el fuego, la pasta se cueza igualmente. (Foto: Getty Images)

En el mencionado post de este Premio Nobel, que ha recibido cientos de interacciones y comentarios, su autor destaca que “lo más importante es usar la tapa siempre, se pierde mucho calor por evaporación”. Añade en su explicación que "después de que hierva la pasta pongo el gas al mínimo, mínimo, de manera que hierva bajísimo sin consumir gas”. A continuación comenta que se puede probar incluso apagando del todo el fuego, como sugiere el post escrito por Alessandro Busiri Vici y que él comparte.

Lo que cuenta el post original sobre este truco es que se trata de la tercera vez que prueba a cocer la pasta así y que, efectivamente, da fe de que “funciona”. Detalla que lo que hace él es que después de hervir el agua añade la pasta y espera dos minutos a que vuelva a hervir para luego apagar el gas poniendo la tapa y "calcular alrededor de un minuto más".

El consejo de hervir la pasa con el fuego al mínimo o incluso apagado ha llegado hasta Ansa. La agencia se ha puesto en contacto con el químico y divulgador científico Dario Bressanini, quien, como han señalado muchos internautas en los comentarios al post de Parisi, hace años que escribió un artículo centrado en este truco y ha publicado algún vídeo al respecto en su canal de Youtube.

“Ahora se habla de ello, sobre todo en Twitter y Facebook, porque ha hablado sobre ello Parisi, el premio Nobel, y ha llegado a una audiencia a la que nunca antes había llegado, pero no es algo nuevo. Y no lo inventé yo, se sabe desde hace 200 años que no es el agua hirviendo, ver burbujas. Para cocinar basta simplemente la temperatura del agua, que transfiere el calor a la pasta, al arroz cocido o a un huevo”, ha resumido a dicha agencia.

Lo que ocurre, apunta el químico italiano, es que “es algo que sorprende mucho porque nosotros, por tradición, estamos acostumbrados a mantener la ebullición, además de no usar la tapa”. En tiempos de crisis energética por la guerra en Ucrania y con los precios disparados, hay una buena parte de la población dispuesta a seguir cualquier consejo que implique ahorro, por mínimo que sea. De hecho, son muchos los que en los comentarios al post de Parisi aseguran que lo han puesto en práctica a raíz de leerlo o que llevan tiempo haciéndolo.

En Ansa citan un informe realizado por Unione Italiana Food según el cual la “cocina pasiva” (con el fuego apagado y la tapa puesta) después de dos minutos de cocción tradicional puede suponer hasta un 47% de ahorro energético y de emisiones de CO2. Aún así, solo uno de cada 10 italianos lo pone en práctica. Aunque poner la tapa, añaden, sí está más extendido con nueve de cada diez asegurando que lo hacen.

En tiempo de búsqueda de ahorro, Bressanini se ha atrevido a dar un par de ideas más para consumir menos al cocer la pasta, aunque él mismo habla de posible “herejía”. Se refiere a trucos como calentar el agua en una tetera o en el microondas.

EN VÍDEO | Los mejillones del Delta del Ebro se mueren por altas temperaturas del agua