Las tropas rusas están operativas y controlan puntos clave de Kazajistán tras una semana de violencia

·4  min de lectura
Una columna de camiones militares rusos avanza por el aeropuerto de Almaty, en Kazajistán
SPUTNIK / CONTACTOPHOTO

ALMATY.- Las tropas rusas tomaron el control de posiciones estratégicas clave en Kazajistán, con un contingente totalmente operativo tras ser llamados al rescate por el gobierno de Kazajistán en medio de una ola de protestas y represión que dejó 164 muertos.

El contingente ruso se desplegó entre otros sitios en las inmediaciones de Almaty, la ciudad más poblada de Kazajistán, eje de la violencia que se desató en esta exrepública soviética a partir de una serie de manifestaciones por el precio del gas.

La llegada de los rusos, que viajaron a pedido del gobierno de Kazajistán, fue una confirmación de la influencia que mantiene Moscú en esta inmensa exrepública soviética del Asia Central, a 30 años de la caída de la URSS.

“Las unidades de mantenimiento de la paz rusas de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva están realizando maniobras en el aeropuerto de Almaty para entrenar la prevención de emergencias”, explicó el Ministerio de Defensa ruso tras el desembarco.

Un uniformado kazajo reduce a punta de fusil a un manifestante en Almaty
Vasily Krestyaninov


Un uniformado kazajo reduce a punta de fusil a un manifestante en Almaty (Vasily Krestyaninov/)

El Kremlin no precisó cifras del despliegue, pero dijo que continuarán con los vuelos de traslado de tropas hasta Almaty y confimó que tomaron posiciones en las inmediaciones de las infraestructuras más importantes del país.

En ese sentido, el embajador ruso en Kazajistán, Alexei Borodavkin, advirtió en declaraciones a la agencia de noticias TASS de que “quien intente mordernos a nosotros o a nuestros amigos, se quedará sin dientes”.

Borodavkin denunció una “tragedia” en un país “amigo, incluso hermano”. “Unas milicias organizadas y planificadas han intentado hundir la estabilidad política interna de Kazajistán y a largo plazo desestabilizar la frontera sur de nuestro país”, señaló.

Los disturbios en Kazajistán causaron 164 muertes y unos 2000 heridos, según los últimos datos oficiales, en tanto las autoridades dicen haber arrestado a casi 6000 personas vinculadas a estas sangrientas revueltas que sacudieron durante toda la semana al país más grande de la región.

Orden letal

Rechazando todo diálogo con los manifestantes, el presidente, Kassym Jomart Tokayevm había autorizado el viernes a las fuerzas de seguridad a “disparar a matar”.

Más de 100 de esas muertes se habrían registrado en Almaty, según cifras del Ministerio de Salud. Hasta ahora las fuentes oficiales habían confirmado la muerte de 26 manifestantes (“delincuentes armados”, según la denominación del gobierno), así como 16 miembros de las fuerzas de seguridad.

En total, unas 5800 personas fueron detenidas, “entre las cuales hay muchos extranjeros”, señaló en un comunicado la presidencia kazaja, sin brindar más detalles. “La situación se estabilizó en todo el país”, pese a que las fuerzas de seguridad continúan realizando operativos de “limpieza”, añadió el gobierno, tras una reunión de crisis convocada por el presidente Tokayev.

Kazajistán, un país con 19 millones de habitantes, rico en hidrocarburos, se vio sacudido por disturbios sin precedentes desde su independencia, en 1989.

Un colectivo quemado en la ciudad de Almaty por los violentos incidentes de la semana
Vladimir Tretyakov


Un colectivo quemado en la ciudad de Almaty por los violentos incidentes de la semana (Vladimir Tretyakov/)

La protesta comenzó el domingo pasado en el interior del país a causa del aumento de los precios del gas, y del costo de vida en general, para extenderse a las grandes ciudades, incluida Almaty, donde estallaron disturbios y la policía disparó balas reales contra los manifestantes.

De acuerdo al Ministerio del Interior kazajo, citado por la prensa local, los daños materiales fueron estimados en unos 200 millones de dólares. Siempre según el gobierno, más de 100 empresas y bancos fueron saqueados y unos 400 vehículos destruidos en los incidentes de la semana.

El sábado, fue arrestado el exdirector de los servicios de inteligencia, Karim Massimov, primera figura importante detenida, por sospechas de “alta traición”. El aeropuerto local permanecerá cerrado “hasta una estabilización de la situación”, indicaron las autoridades.

Además del aumento del costo de vida, la figura del expresidente Nursultán Nazarbayev, quien gobernó con mano de hierro desde 1989 hasta 2019, se encuentra en el meollo de la cólera de los manifestantes.

En la tradicional plegaria dominical del Angelus, en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco llamó al “diálogo” en este país, rogando por “los muertos y sus familias”.

La crisis kazaja además provocó más tensiones entre Rusia y Estados Unidos, en un contexto de relaciones difíciles entre ambas potencias.

Agencias AFP, DPA y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.