Trinidad y Tobago declara emergencia por el alza de casos de coronavirus

·3  min de lectura

San Juan, 15 may (EFE).- El Gobierno de Trinidad y Tobago declaró este sábado el estado de emergencia y un toque de queda de ocho horas para hacer frente a un número creciente de muertes e infectados por la covid-19.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, anunció en conferencia de prensa que el estado de emergencia entrará en vigor a partir de esta medianoche y que el toque de queda se establece entre las 21.00 y a 5.00 horas todos los días.

Rowley recordó que la ley establece que el estado de emergencia puede permanecer vigente durante 90 días en primera instancia, aunque puede ser renovado.

"Si no tiene que estar fuera por razones justificadas, quédese en casa", dijo Rowley, ya que las autoridades del país caribeño han informado de que hay actualmente 5.558 casos activos del virus y desde que comenzó la pandemia murieron 276 personas.

Rowley señaló que la población se ha dado cuenta de que el virus debe tomarse muy en serio y resaltó que la ciudadanía está asustada.

"Lamento que hayan llegado los ataúdes y las muertes para que nos demos cuenta de que estamos en una situación muy difícil. Antes solo estábamos tratando con números, pero creo que la población está en la etapa en la que se ve que los números son personas que conoce", destacó.

El funcionario destacó la gravedad de la situación, ya que durante los últimos días se ha registrado una media de una veintena de fallecimientos diarios a causa de la covid-19.

Rowley dijo que si bien no es factible cerrar un país "por mucho que nos gustaría que todos estuvieran en casa", las autoridades están permitiendo que solamente los trabajadores de los servicios esenciales realicen su labor.

Rowley sostuvo que lugares como estaciones de servicio, farmacias y supermercados podrán seguir operando, pero que otros sectores no esenciales serán cerrados por completo.

"Tuvimos una primera ola, una segunda, estamos teniendo una tercera, pero no debemos entrar en pánico", alertó.

Rowley dijo que se ha enterado de que algunas personas han tratado de comprar tanques de oxígeno por su cuenta poniendo en peligro la disponibilidad para los centros sanitarios.

"Simplemente hago un llamamiento a la población para que coopere", subrayó.

Rowley rechazó además la información de que Trinidad y Tobago no pudo adquirir vacunas para hacer frente a la pandemia, al insistir en que la situación es un problema mundial.

Insistió en que Trinidad y Tobago seguiría guiándose por las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y exhortó a la población a vacunarse y ayudar al país a lograr la inmunidad colectiva.

El epidemiólogo jefe de Trinidad y Tobago, Avery Hinds, dijo previamente que el número de casos de la covid-19 continuaba mostrando "una tendencia ascendente" y que las autoridades de salud estaban preocupadas por esa situación y su efecto en el sistema de salud.

Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, en Trinidad y tobago se han contagiado por la covid-19 un total de 15.379 personas, de las que 9.900 ya se han recuperado.

Hasta hoy solo 1.179 personas se han vacuna completamente y 62.000 han recibido la primera dosis, para una población cercana a 1,4 millones de personas en el país caribeño.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.