En trigo/soja los impuestos se llevarán el 62% del margen neto de un productor

·2  min de lectura
Cosecha de trigo en la Estancia La Mora.
Zona de Necochea. 1 de Enero 2019.
Foto: Mauro V. Rizzi
Mauro V. Rizzi

Los impuestos se llevarán en la campaña 2021/2022 el 62% del margen neto que obtendrá un productor de trigo-soja en campo propio en la zona agrícola núcleo, la principal región productora del país.

El dato se desprende de un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Según la entidad, considerando el doble cultivo para un productor de 100 hectáreas a 150 kilómetros de los puertos rosarinos, con un rinde de 40 qq/ha para el trigo y 30 qq/ha para la soja de segunda, el margen neto es de 536 dólares por hectárea.

De eso, 333 dólares por hectárea, equivalente al 62%, se van en tributos que impactan sobre el negocio agrícola. Esto es sin contar las retenciones, en realidad ya descontadas del precio.

Fuerte reclamo de Córdoba y Santa Fe por la reapertura de exportaciones de carne

“Si valuamos la producción que generaría ese campo del núcleo argentino de 100 hectáreas utilizando el precio FOB de exportación del trigo y la soja, arribamos a la conclusión de que cada hectárea generaría cerca de US$2670 de divisas genuinas”, indicó la Bolsa rosarina.

Según precisó, en ese modelo ese campo paga de retenciones cerca de 664 dólares. En tanto, si se suman otros tributos, como Ganancias, Impuesto Inmobiliario Rural, entre otros, se pasa a un total de 998 dólares por hectárea.

El margen neto trigo/soja considerando impuestos
El margen neto trigo/soja considerando impuestos


El margen neto trigo/soja considerando impuestos

“Este valor de US$998 por hectárea pagado en diversos tributos representa el 37% del valor bruto de exportación que genera ese campo, una cifra elevada. También es interesante comparar los US$536 por hectárea que obtiene finalmente el productor (margen neto) contra los US$333 que ese campo paga por impuestos, tasas y contribuciones. Muestra la alta presión tributaria que sufren las producciones agrícolas. Los impuestos representan el 62% del margen neto del productor, sin computar retenciones que ya son descontadas del precio que recibe el productor cuando vende la mercadería a fábrica, molinería o exportación”, indicó.

En este contexto, un tema no menor es la incidencia que tienen los costos directos sobre los ingresos brutos del productor. Rondan el 52% con insumos, siembra, pulverización, cosecha, flete corto y largo, gastos de comercialización y de estructura.

Además del caso en campo propio, la BCR también analizó el impacto de la carga tributaria en la producción en campo alquilado pagando 16 quintales de soja.

“El arrendatario obtiene netos US$213 por hectárea (ese es su margen neto luego de restarle a sus ingresos todos los costos de explotación e impuestos). Luego procedimos a calcular los impuestos que paga el arrendatario, los cuales ascienden estimativamente a 122 U$S/ha. Comparar esos 213 U$S/ha con los 122 U$S/ha que ese arrendatario paga por impuestos, tasas y contribuciones, es elocuente. La carga impositiva equivale al 58% de su margen neto”, remarca el reporte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.