Cadena perpetua al activista y filántropo turco Osman Kavala por golpismo

·2  min de lectura

Estambul, 25 abr (EFE).- El activista y empresario turco Osman Kavala, encarcelado desde hace cuatro años y medio, ha sido condenado hoy a cadena perpetua por "intento de derrocar el Gobierno", en referencia a las masivas protestas antigubernamentales de 2013.

Junto con Kavala fueron condenados a 18 años de cárcel otros siete acusados por el mismo delito, informaron fuentes de la defensa en las redes sociales.

El tribunal ha decretado el ingreso en prisión de los siete acusados que hasta ahora se hallaban en libertad provisional.

Uno de los jueces firmó un voto particular, en la que pedía la absolución de todos los acusados.

El fiscal había pedido diferentes penas de cárcel para los ocho acusados de "intentar derrocar al Gobierno turco utilizando la violencia".

Todos los condenados son conocidos intelectuales, y entre ellos hay juristas, cineastas y arquitectos.

El tribunal, por otra parte, absolvió a Kavala de la acusación de espionaje.

Al anunciarse la sentencia, en la sala se escucharon gritos que pedían la dimisión del Gobierno y repetían el lema de las multitudinarias protestas de 2013: "En todas partes resistimos".

Amnistía Internacional calificó la sentencia de hoy como "una farsa de justicia de proporciones espectaculares" y "un golpe devastador no solo para Osman Kavala sino para cualquiera que crea en la justicia".

"La sentencia desafía toda lógica. La fiscalía no ha aportado ninguna prueba para las acusaciones sin base de (intentar) derrocar el Gobierno. La sentencia injusta demuestra que el juicio solo es un intento de silenciar voces independientes", declaró Nils Muiznieks, director de la organización en Europa.

"Es el peor resultado posible de esta farsa de juicio: horrible, cruel y malvado", tuiteó Emma Sinclair-Webb, responsable para Turquía de Human Rights Watch.

Por su parte, el alcalde de Estambul, el socialdemócrata Ekrem Imamoglu, escribió en Twitter que la sentencia "ha herido la conciencia de millones de personas".

Desde el inicio del caso, Kavala ha negado cualquier delito y en octubre de 2021 rechazó participar en las vistas del juicio y defenderse, debido a las declaraciones públicas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en su contra.

El pasado octubre el empresario dijo que no había posibilidad de un juicio justo después de que Erdogan lo señalara públicamente diciendo que "bandidos, asesinos y terroristas" no serían liberados.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha pedido la liberación de Kavala por falta de sospechas razonables de que haya cometido algún delito.

En febrero de este año, el Consejo de Europa dio un paso más para sancionar a Turquía por no liberar al empresario, y pidió al TEDH que reexaminara el caso.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.