El Tribunal Supremo iraquí valida los resultados de las elecciones legislativas

·2  min de lectura

Bagdad, 27 dic (EFE).- El Tribunal Supremo Federal de Irak validó hoy los resultados de las elecciones legislativas del pasado 10 de octubre al rechazar, en un fallo inapelable, las apelaciones presentadas en su contra por los partidos que representaban a las milicias chiíes proiraníes, que sufrieron un importante retroceso de votos.

Un miembro del tribunal dijo a la agencia de noticias oficial iraquí INA que "se ha sentenciado rechazar la demanda" presentada por el Bloque Fatah, el brazo político que agrupa a las milicias proiraníes de Irak.

El líder de Fatah, Farhan Abdalá, más conocido como Hadi al Ameri, presentó una demanda el pasado 5 de diciembre en la que pidió la anulación de los resultados de las elecciones celebradas en octubre después de que la Comisión Electoral Suprema anunciara los resultados definitivos tras revisar todas las apelaciones presentadas.

Dicho resultados supusieron un duro golpe para Fatah, que reúne a la mayoría de las facciones armadas agrupadas bajo la Multitud Popular e integradas en las Fuerzas Armadas y que fue el gran perdedor de la consulta al conseguir apenas 17 escaños, frente a los 47 de los comicios de 2018.

El ganador de las elecciones fue en cambio el bloque Sadrista, del influyente clérigo chií Muqtada al Sadr, que obtuvo 73 escaños de los 329 con que cuenta el Legislativo iraquí.

Decenas de personas contrarias a los resultados se manifestaron ante la Corte Suprema y a las puertas de la Zona Verde, el área del centro de Bagdad que concentra la mayoría de las instituciones gubernamentales, mientras los magistrados deliberaban.

Una fuente del Ministerio de Interior iraquí dijo a Efe que los manifestantes se concentraron en la entrada principal del tribunal y que "hubo una fricción entre ellos y las fuerzas antidisturbios pero esta ha sido contenida" y se acabó controlando la situación.

Después del rechazo de la demanda de las fuerzas que reúnen las facciones chiíes, excepto la corriente de Al Sadr, el presidente iraquí, Barhan Saleh, tiene 15 días para ratificar los resultados y convocar la primera sesión del nuevo Parlamento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.