El Tribunal Supremo de Brasil prohíbe redadas en favelas de Rio durante la pandemia

Una vista de la favela de Vidigal tomada el 2 de junio de 2020 en Río de Janeiro (AFP/Archivos | Mauro Pimentel)

El Supremo Tribunal Federal de Brasil prohibió el viernes las redadas de las fuerzas de seguridad en las favelas de Rio de Janeiro durante la pandemia de coronavirus, en medio de crecientes críticas por casos recientes de violencia policial.

El magistrado Edson Fachin dictaminó que, mientras dure la crisis sanitaria, las operaciones policiales en las zonas pobres de la ciudad solo podrán usarse en casos "absolutamente excepcionales", y únicamente con autorización previa de la oficina del fiscal estatal.

"Incidentes recientes han hecho que las operaciones armadas del estado en las comunidades de Rio de Janeiro sean aún más preocupantes", dijo el alto tribunal en un comunicado.

"Los protocolos sobre el uso de la fuerza (por parte de la policía) ya eran precarios. La pandemia, que ha provocado que las personas pasen la mayor parte del tiempo en casa, ha hecho que la utilidad de esos protocolos sea cuestionable y el riesgo aún mayor", agregó.

Fachin mencionó en particular el caso de un niño de 14 años, Joao Pedro Mattos Pinto, que fue asesinado a tiros en su casa durante una redada policial en la favela del Complejo de Salgueiro el 18 de mayo.

La familia del menor dijo que los policías entraron a la casa disparando y lanzando granadas, a pesar de que solo había niños adentro.

"Nada puede justificar que un niño de 14 años reciba más de 70 disparos", dijo el juez.

A pesar de la pandemia, la muerte de Mattos Pinto y otros incidentes recientes de violencia policial han desencadenado protestas en las favelas de Rio, haciéndose eco de las manifestaciones contra la brutalidad policial que sacuden Estados Unidos.

La policía de Rio ha sido acusada con frecuencia de excederse en el uso de la fuerza. Operaciones policiales dejaron más de 1.800 personas muertas en todo el estado el año pasado, un 18% más que en 2018.

El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, cuya base política se encuentra sobre todo en Rio, es un firme defensor de las tácticas policiales agresivas y del derecho a portar armas.