El Tribunal Supremo aborda pugna entre plantadores y sindicatos rurales

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 22 mar (EFE News).- El Tribunal Supremo de Justicia escuchó este lunes los argumentos de dueños de plantaciones en California y de los sindicatos que intentan organizar a los trabajadores rurales al amparo de una ley de la era de César Chávez.

La legislación de 1975 garantiza a los sindicatos un acceso limitado a las plantaciones donde pueden informar a los peones agrícolas sobre sus derechos laborales y la posibilidad de organizarse para la negociación de convenios colectivos.

En 2015 la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW), fundada en 1962 por Chávez y Dolores Huerta, envió organizadores gremiales en la temporada de cosechas a las propiedades de dos firmas de California: Cedar Point Nursery, ubicada cerca de la frontera con Oregón, y Fowler Packing.

Una regulación de California permite que estos organizadores ingresen a propiedad privada por tres horas diarias y hasta por 120 días en un año.

Las dos firmas, que emplean en conjunto a unos 3.000 trabajadores, piden que el Tribunal Supremo abrogue la regulación de California, que consideran ilegal, y afirme que el Gobierno no puede permitir que los sindicatos "invadan" la propiedad privada e interfieran con las operaciones sin pagar una compensación.

En 1976 el Tribunal Supremo de California rechazó una demanda similar iniciada por los empresarios y el Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos decidió no ocuparse del caso.

Las circunstancias son ahora diferentes después que el Gobierno del hoy expresidente Donald Trump pidió al Supremo que se ocupara del caso, y el máximo tribunal tiene una conformación más conservadora con dos jueces designados por Trump.

Por su parte el Gobierno del presidente Joe Biden informó en febrero al Tribunal Supremo que retiraba su apoyo a la demanda concluyendo que la regulación de California no constituye una "toma de propiedad privada".

El caso, sobre el cual el Supremo podría dar un veredicto antes de julio, es de gran importancia para los sindicatos ya que la labor de los trabajadores agrícolas está vinculada a las cosechas y los peones trabajan para diferentes empleadores a lo largo del año.

Estos trabajadores llegan a un sitio cuando llega la temporada de cosecha, viven en moteles, campamentos o con familiares y amigos, y luego migran siguiendo el calendario de cosechas, lo cual deja a los organizadores sindicales poco tiempo para contactarlos y llegar a una votación sobre el gremio.

(c) Agencia EFE