Tribunal de París desestima el escándalo de la clordecona en las Antillas francesas

© Charly TRIBALLEAU / AFP/Archivos

La justicia de París desestimó la demanda que entablaron habitantes de los territorios de ultramar de Martinica y Guadalupe contra el Gobierno de Francia por el envenenamiento masivo con este pesticida, autorizado en las plantaciones de plátanos hasta 1993. Las partes civiles afirman que apelarán, pues el 90% de los adultos de estas dos islas de las Antillas estuvo expuesto al veneno.

Casi 20 años después de que isleños caribeños demandaran al gobierno francés para exigirle responsabilidades penales por el uso prolongado de la clordecona (un pesticida prohibido por la industria bananera en Martinica y Guadalupe), un panel de jueces franceses desestimó su caso. Esto implica que no habrá un juicio, al menos por ahora.

En un auto firmado el lunes 2 de enero y de más de 300 páginas, dos magistrados de instrucción de la sala de salud pública y medio ambiente del Tribunal Judicial de París pusieron fin a esta información judicial abierta en 2008. Esta decisión no se conoció hasta este jueves por una fuente cercana al caso, y fue confirmada por una fuente judicial.

Los jueces de París reconocieron que el uso de la clordecona entre 1972 y 1993 era escandaloso y lo catalogaron como un "atentado medioambiental cuyas consecuencias humanas, económicas y sociales afectan y afectarán durante muchos años a la vida cotidiana de los habitantes" de las dos islas francesas del Caribe.

Los jueces de París también afirmaron que era muy difícil determinar quién era el responsable por los hechos "cometidos 10, 15 ó 30 años antes de la interposición de las denuncias"; ya que la primera demanda fue interpuesta en 2006.

¿Qué es la clordecona y cuáles son sus consecuencias?

“Una denegación de justicia”


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
La clordecona, un veneno para los humanos y la tierra en Martinica
Tour por Francia: los territorios franceses de ultramar y su relación fracturada con París
Ministro francés viaja a Guadalupe y Martinica, tras disturbios por plan de vacunación obligatoria