Quién es quién en el nuevo Tribunal Constitucional

Vista del Tribunal Constitucional en Madrid.
Vista del Tribunal Constitucional en Madrid.

Vista del Tribunal Constitucional en Madrid.

Con la elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de César Tolosa y María Luisa Segoviano como nuevos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) cambia el equilibrio de fuerzas en la corte de garantías, con siete jueces de sensibilidad progresista y cuatro conservadores, y con una vacante aún pendiente, que le corresponde nombrar al Senado.

Los cuatro nuevos magistrados del TC (Tolosa, Segoviano, Juan Carlos Campo y Laura Díez), sustituirán al actual presidente, Pedro González-Trevijano, a Antonio Narváez y a Santiago Martínez-Vares, los tres conservadores, y al progresista Juan Antonio Xiol, actual vicepresidente.

Estos son los 11 magistrados que formarán parte del nuevo TC:

Sector progresista

1.- Cándido Conde-Pumpido: fue fiscal general del Estado durante siete años con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y ha sido magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Es uno de los jueces que puede llegar a presidir el Tribunal Constitucional en esta nueva etapa.

Uno de los fundadores de la asociación progresista Juezas y Jueces para la Democracia, en el TC ha coordinado la tramitación de los recursos presentados contra la causa judicial del proceso independentista de Cataluña de 2017, un asunto en el que se esforzó por mantener la unanimidad de todos los magistrados, pero del que finalmente decidió apartarse voluntariamente ante las recusaciones presentadas contra él por los condenados y huidos.

2.- María Luisa Balaguer: catedrática de Derecho Constitucional, fue consejera del Consejo Consultivo de Andalucía y, como Conde-Pumpido, entró al TC por el turno del Senado en 2017, de modo que también puede postularse para ser presidenta.

Abiertamente progresista, ha emitido votos particulares muy críticos, como aquel en el que discrepó de la sentencia que avaló las devoluciones en caliente, una práctica que, dijo, “criminaliza al migrante irregular” y le impide defender sus derechos humanos.

También se ha manifestado públicamente en contra de la reciente decisión del TC de frenar de manera cautelarísima y a petición del PP la tramitación parlamentaria de dos enmiendas que cambiaban el modo de elección de sus magistrados. Tanto ella como sus compañeros progresistas han emitido un voto particular.

3.- Inmaculada Montalbán: Especialista en violencia contra la mujer y políticas de igualdad, fue magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y llegó al TC en 2021 propuesta por el PSOE.

Miembro de Juezas y Jueces para la Democracia, también pasó por el CGPJ, donde fue vocal a propuesta de los socialistas entre 2008 y 2013 y presidió su Observatorio de Violencia Doméstica y de Género.

4.- Ramón Sáez Valcárcel: Fue nombrado magistrado del TC en 2021 a propuesta de Unidas Podemos, concretamente de Izquierda Unida, tras haber sido juez de la Audiencia Nacional. Allí fue autor de la sentencia absolutoria por el asedio al Parlament de Cataluña en 2011, y la que absolvió al mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero por el “procés”.

Antes pasó por el CGPJ entre 1996 y 2001, también a propuesta de IU.

5.- Juan Carlos Campo: magistrado de carrera, ha tenido una dilatada experiencia en política, donde ha ostentado cargos en la Junta de Andalucía y el Gobierno central, de la mano del PSOE. Secretario de Estado de Justicia entre 2009 y 2011 con Francisco Caamaño en el Ministerio, se convirtió en ministro de Justicia una década después con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras su salida del Ejecutivo en el verano de 2021, achacada al desgaste por la concesión de los indultos a condenados por el “procés”, volvió a su plaza de magistrado en la Audiencia Nacional, donde ha tenido que abstenerse de numerosas causas debido a su paso por el Gobierno, que ahora le ha nombrado miembro del TC.

6.- Laura Díez: Junto a Campo, ha sido elegida en noviembre por el Ejecutivo para formar parte del TC. Esta catedrática de Derecho Constitucional por la Universidad de Barcelona, ha compaginado una larga carrera docente con su trayectoria institucional, con cargos en la ONU, la Comisión Europea o la OSCE.

En 2020 fue nombrada directora general de Asuntos Constitucionales y Coordinación Jurídica del Ministerio de la Presidencia y el pasado abril el Parlament de Cataluña la eligió miembro del Consejo de Garantías Estatutarias, a propuesta de PSC, Junts y ERC.

7.- María Luisa Segoviano: Especialista en la jurisdicción laboral, esta magistrada rompió techos de cristal hace dos años, en 2020, cuando se convirtió en la primera mujer en presidir una Sala en el Supremo, la de lo Social, donde ha trabajado por adaptar la legislación laboral a la realidad social, como por ejemplo, en la sentencia de los “rider”.

De sensibilidad progresista, otra de sus principales demandas ha sido la de la obligación de juzgar con perspectiva de género, igual que ha alzado la voz contra la ausencia de mujeres en la cúpula judicial. Se jubiló hace unos meses y ahora el mismo CGPJ que la nombró presidenta de Sala del Supremo, la ha designado miembro del TC.

Sector conservador

8.- Ricardo Enríquez: Especialista en la jurisdicción Contencioso-Administrativa, fue magistrado y presidente de Sala en el Supremo. Fue propuesto en 2014 para entrar en el TC y su toma de posesión devolvió la mayoría al sector conservador. Permaneció en el puesto el tiempo de mandato que le quedaba por cumplir al magistrado que sustituyó, Francisco Hernando, y en 2016 volvió a ser designado a propuesta del PP por el turno del Senado.

9.- Concepción Espejel: Fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP y después magistrada de la Audiencia Nacional, donde llegó a presidir su Sala de lo Penal. Allí ha juzgado casos como el del rapero Valtònyc, Alsasua o el mayor Josep Lluis Trapero, que finalmente fue absuelto en contra de su criterio y gracias a los votos de Sáenz Valcárcel y otro magistrado.

Fue elegida junto a Enrique López, ahora consejero del gobierno popular de la Comunidad de Madrid, para juzgar el caso Gürtel y el de los papeles de Bárcenas, pero ambos fueron apartados por la Sala de lo Penal al considerar que no eran imparciales por su afinidad al PP.

10.- Enrique Arnaldo: Letrado de las Cortes, también formó parte del CGPJ entre 1996 y 2001 a propuesta del PP. Abogado especializado en derecho público, constitucional y administrativo, presidió durante cuatro años el Tribunal Administrativo del Deporte, puesto que abandonó en 2018. Su entrada en el TC fue muy criticada al considerarlo un perfil muy próximo a los populares.

11.- César Tolosa: hasta ahora presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, desde allí ha intentado gestionar el aluvión de recursos derivados de la pandemia del coronavirus, mientras veía cómo la sala iba mermando tras la imposibilidad del CGPJ de hacer nombramientos mientras esté en funciones. Antes de llegar al Supremo, presidió el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

12.- Vacante tras la renuncia de Alfredo Montoya: Todavía queda un puesto por cubrir en el TC, después de que el magistrado Montoya renunciase en julio por motivos de salud. El nombramiento corresponde al Senado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR