Tribunal administrativo ordena a Sedena indemnizar a Mayor

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) deberá pagar una indemnización acorde con el daño causado por negligencia médica al Mayor José Carmen Antonio Olea Flores, a quién médicos militares dejaron una gasa en el vientre después de una intervención quirúrgica, lo que le causó pérdida de gran parte del intestino.

Así lo determinó el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), al resolver el juicio contencioso-administrativo interpuesto por Olea Flores contra la resolución de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Sedena, dictada en abril de 2020, que desechó su escrito de reclamación por prestación deficiente de los servicios de salud.

En sesión, los magistrados de la Sala Superior determinaron que el subjefe normativo, técnico y administrativo de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Sedena no fundó debidamente su competencia para emitir la resolución impugnada, por lo que son inatendibles e infundadas las causales de sobreseimiento solicitadas por la dependencia al mando del general Luis Cresencio Sandoval González.

"Se analizaron los elementos de la responsabilidad patrimonial del Estado con relación a los medios de prueba que obran en el expediente clínico del actor y se determinó que sí se configuraron el daño consistente en la resección parcial del intestino del actor y la actividad administrativa irregular del ente demandado, se traduce en la negligencia médica del personal médico que olvidó material quirúrgico en la cavidad abdominal del actor en la primera cirugía y el nexo causal entre estos a saber que la compresa quirúrgica olvidada fue la detonante de los cuadros infecciosos y demás cirugías que le causaron la pérdida parcial del intestino", señalaron.