La tribu que vivió aislada durante 60.000 años y a la que nadie puede acercarse

·4  min de lectura
Los sentineleses viven en una pequeña isla en el océano ínidco y mantienen las mismas costumbres desde hace 60.000 años
Los sentineleses viven en una pequeña isla en el océano ínidco y mantienen las mismas costumbres desde hace 60.000 años

En la isla de Sentinel del Norte, en el golfo de Bengala, existe una tribu que vivió apartada del resto del mundo durante 60.000 años. Y todavía continúa en ese estado. Son los sentineleses, un grupo humano que es posiblemente uno de los más primitivos del planeta y que defiende su aislamiento con actitudes absolutamente hostiles, disparando sus flechas hacia cualquier posible visitante de la isla.

Misterio: el enigma de las enormes piedras que se mueven solas a la vista de todos

Se estima que en la isla podrían vivir entre 80 y 150 personas, a quienes se considera una comunidad de origen asiático, pese a que sus rasgos y características físicas y genéticas son muy similares a las de los pueblos africanos de hace 60.000 años.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El aislamiento de esta tribu tiene que ver, además de con su hostilidad, por el lugar en donde se encuentra la isla. Sentinel del Norte, una pequeña isla de menos de 60 kilómetros cuadrados, está fuera de las principales rutas marítimas de la Bahía de Bengala, y no tiene puertos naturales.

La tribu que habita esta isla es cazadora y recolectora, sus integrantes son hábiles con el arco y la flecha, pero desconocen las técnicas de la agricultura. Una cosa curiosa que corresponde a ese grupo pequeño de habitantes es que, a costa de su aislamiento total, no han desarrollado un sistema inmunológico que los proteja de enfermedades comunes en el resto del planeta como la gripe o el sarampión.

Es por ello que desde hace algunos años se encuentran bajo protección de la legislación de la India -país que tiene potestad sobre la isla-, que prohíbe acercarse a menos de cinco kilómetros de Sentinel del Norte, así como tampoco es posible fotografiar o filmar a esa comunidad.

Llegó de Europa sin expectativas y Argentina le regaló lo más preciado: “Vivía muy tensa”

Además, los isleños cuentan también, a causa de su milenario aislamiento, con su propio idioma, que incluso otros grupos de islas cercanas como las de los archipiélagos de Andaman y Nicobar no pueden entender.

La paradisíaca isla Sentinel del Norte, sobre el Océano Indico, se convirtió en una obsesión para el misionero Chau
La paradisíaca isla Sentinel del Norte, sobre el Océano Indico, se convirtió en una obsesión para el misionero Chau


La paradisíaca isla Sentinel del Norte, sobre el Océano Indico, tiene menos de 60 kilómetros cuadrados de superficie

Los intentos fallidos de visitar la isla

El 4 de enero 1991, el director del Estudio Antropológico de la India, Trilokinath Pandit y otros colegas visitaron la isla. El arribo de los antropólogos quedó registrado en una grabación en la que se ve a los expedicionarios acercándose a la isla en un bote, mientras que los integrantes de la tribu se aproximan a la playa para ver a sus visitantes.

Pandit y su grupo había intentado acercarse muchas veces en otras expediciones anteriores a los sentineleses, pero esa fue la primera vez que no fueron rechazados hostilmente. Fueron recibidos, e incluso intercambiaron cocos y gestos. Pero al día siguiente, los habitantes de la isla volvieron a mostrarse agresivos y los visitantes tuvieron que irse.

En 1997, cesaron todo tipo de visita a la isla.

John Allen Chau, de 27 años, murió a flechazos en la isla india Sentinel del Norte por intentar evangelizar a una tribu local
John Allen Chau, de 27 años, murió a flechazos en la isla india Sentinel del Norte por intentar evangelizar a una tribu local


John Allen Chau, de 27 años, murió a flechazos en la isla india Sentinel del Norte por intentar evangelizar a una tribu local

Lo último que se supo de esta tribu a nivel internacional fue un incidente que ocurrió en 2018. Un misionero estadounidense llamado John Allen Chau viajó con la intención de convertir al cristianismo a los sentineleses, pero todo terminó mal.

Arqueología: descubren un pueblo prehistórico de 6500 años sepultado en el mar

El joven, de 27 años, le pagó a un pescador para que lo acercara a la isla, pero allí fue asesinado por los lugareños ni bien llegó a la costa. Las noticias del momento indicaban que el misionero fue muerto a flechazos mientras les gritaba a los locales “Jesús loves you (Jesús los ama)”.

Los sentineleses mantienen intacto su estilo de vida desde el principio de los tiempos bajo la protección de las leyes indias
Los sentineleses mantienen intacto su estilo de vida desde el principio de los tiempos bajo la protección de las leyes indias


Los sentineleses mantienen intacto su estilo de vida desde el principio de los tiempos bajo la protección de las leyes indias

Luego de esta tragedia, el grupo activista Survival International, que defiende los derechos de este tipo de comunidades, advirtió que Chau podría haber pasado gérmenes con el potencial de acabar con la tribu entera.

Esta misma organización pidió el año pasado protecciones más estrictas para esta tribu, en el contexto de la pandemia de coronavirus. Se teme que la tribu sea vulnerable al Covid-19 y que ese virus ingrese a la isla por parte de los cazadores furtivos que se acercan a sus tierras, según la información que da el medio británico LadBible.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.