La tribu que trataba al príncipe Felipe como un dios ahora adorará a Carlos

Liam James
·3  min de lectura
<p>Cuando la noticia de su fallecimiento llegue a la isla, responderán con bailes y lamentos rituales.</p> (Richard Shears/Shutterstock)

Cuando la noticia de su fallecimiento llegue a la isla, responderán con bailes y lamentos rituales.

(Richard Shears/Shutterstock)

La tribu del Pacífico Sur que vio al Príncipe Felipe como un “dios viviente” probablemente se volverá a adorar al Príncipe Carlos, dijo un destacado antropólogo.

Un grupo de aldeanos en la pequeña isla de Tanna en el archipiélago de Vanuatu creen que el duque de Edimburgo descendió de sus antepasados espirituales y lo adoraron, rezando para que algún día regresara para traer prosperidad a la aldea.

Cuando la noticia de su fallecimiento llegue a la isla, responderán con bailes y lamentos rituales, junto con una bebida ceremonial, dijo Kirk Huffman, un antropólogo familiarizado con lo que se conoce como el Movimiento Príncipe Felipe.

“Me imagino que habrá algunos lamentos rituales, algunos bailes especiales. Habrá un enfoque en los hombres que beben kava, es la clave para abrir la puerta al mundo intangible”, dijo Huffman al Telegraph.

“En Tanna no se bebe como medio para emborracharse. Conecta el mundo material con el mundo inmaterial".

Cuando el príncipe Carlos visitó la isla en 2018, fue nombrado jefe honorario y bebió kava, una mezcla de agua y las raíces trituradas de la planta de kava, de un coco.

Huffman, quien es curador honorario del museo nacional de Vanuatu, dijo que un aldeano se quedó con el coco del que bebió Charles y dijo que le construiría un santuario.

Leer más: Trump rinde homenaje al Príncipe Felipe calificando su muerte como una “pérdida irremplazable para todos los que aprecian nuestra civilización”

"Así que se estableció una conexión entre Tanna y Charles", dijo, "sospecho que las creencias de los isleños continuarán con el príncipe Carlos".

Se cree que el culto al príncipe Felipe comenzó en las décadas de 1950 o 1960, pero se reforzó después de que visitó Vanuatu en 1974 junto a la reina. El movimiento tiene su base en los pueblos de Yakel y Yaohnanen.

"Uno de los remeros que los llevó a tierra era un tipo de Tanna llamado Chief Jack", dijo el exportavoz del Palacio de Buckingham, Dickie Arbiter, al New York Post. "Pensaba que Philip era un guerrero de hace mucho tiempo que había bajado de las montañas y se había ido a Inglaterra en busca de una novia".

"Desde el punto de vista de los creyentes, no es inglés, sino de su isla", dijo Huffman. “El espíritu original del que está en proceso de reciclaje es el de su propia gente”.

“Explican su piel clara con una historia que dice que rodó sobre un arrecife de coral y le desgarró la piel negra y lo dejó blanco”, dijo.

Las esperanzas de que el príncipe Felipe algún día regresara ya se habían desvanecido en 2017, cuando renunció a sus deberes reales.

Jack Malia, el jefe de la aldea, dijo que el duque le había prometido que algún día regresaría.

"El príncipe Felipe ha dicho que un día vendrá a visitarnos", dijo Malia a Reuters en 2017. "Todavía creemos que vendrá, pero si no viene, las fotos que tengo en la mano... no significan nada".

“Si viene un día la gente no será pobre, no habrá enfermedad, no habrá deudas y el jardín estará creciendo muy bien”, dijo.

Relacionados

¿Cómo se conocieron el príncipe Felipe y la reina?; la historia de una relación de amor real

Harry y Meghan lamentan la muerte del Príncipe Felipe: “Te extrañaremos mucho”

Príncipe Felipe: Líderes Latinoamericanos reaccionan ante la muerte del duque de Edimburgo