Tres científicos demuestran que Michael Jackson era 'sobrehumano'

Michael Jackson nos dejó boquiabiertos con su sola presencia sobre los escenarios y en sus vídeos musicales. Su música y sus bailes fueron toda una revolución en los tiempos en los que la televisión evolucionó notablemente con la creación de vídeos musicales.

Era 1987 y en este contexto, millones de personas quedaron embobados frente a sus televisores cada vez que los programas televisivos mostraban el último ‘hit’ del Rey del Pop. ‘Smooth Criminal’ se convirtió en un éxito instantáneo y su repertorio de revolucionarios movimientos quedaron grabados desde entonces en el vasto ideario colectivo. La frescura de sus pasos cautivó a sus fans gracias a movimientos como el archiconocido, ‘Moonwalk’ o su desafío a la gravedad cuando se inclinaba 45 grados sobre el suelo.

¿Cómo era posible que Michael Jackson fuera capaz de llegar a adoptar aquella postura? Los escépticos le acusaban de usar trucos tales como cuerdas transparentes en sus vídeos musicales, algo que era totalmente cierto, sin embargo pocos podían explicar cómo era capaz de repetir el movimiento en sus conciertos.

Pronto salió a la luz que en 1993 el artista, junto a dos inventores, patentó unos zapatos con clavijas con forma de ‘V’ en el tacón que se enganchaban a un clavo que salía a conveniencia bajo los escenarios en los que actuaba. Tanto él como los bailarines que le acompañaban debían colocarse en el lugar indicado para que sus zapatos quedaran fijos sobre el suelo y de esa manera sus cuerpos podían inclinarse 45 grados hacia delante. Otro truco perfecto para que los escépticos tiraran por tierra su afamado baile.

Ahora, unos neurocirujanos del Instituto de Postgrado de Educación Médica en Chandigarth, India, elaboraron una explicación científica que ensalza este movimiento que muchos califican como el ‘tumbao’, a pesar de que Jackson y sus acompañantes usaran técnicas externas para ejecutarlo.

El artículo fue publicado en Journal Neurosurgery y en él indican que 30 grados es a lo que bailarines con gran fortaleza en su tronco pueden aspirar. Por eso, es digno de elogio el que el Rey del Pop añadiera 15 grados más para burlar a la gravedad. Según los científicos, los factores para lograr tal hazaña son su talento, su creatividad para inventar un método revolucionario y su fuerza muscular.

“El bailarín más capacitado sólo puede inclinarse en un ángulo de 25 a 30 grados respecto a la vertical, porque la columna vertebral no permite más”, sostuvieron los autores, “MJ [como llaman algunos de sus seguidores al cantante] conseguía llegar hasta los 45 grados (…) Incluso con un zapato especialmente diseñado para esto y la ayuda (de cuerdas y poleas), el movimiento es increíblemente difícil de realizar. Requiere un núcleo atlético con fortaleza en los músculos espinales y en las extremidades bajas”, prosiguieron.

La publicación señala también que con el paso de los años se intentó perfeccionar esta técnica e incluso llevarla más allá, algo que provocó graves lesiones espinales en muchas personas.

No importa cuánto tiempo haya pasado, lo cierto es aquel ‘tumbao’ fue una auténtica sensación antes y ahora, un movimiento que a pesar de los trucos requiere un enorme trabajo físico para poder ejecutarlo. Quizás por eso nadie haya sido capaz de desbancar al rey de su trono.