Condena a muerte: la venganza de los talibanes contra afganos que colaboraron con EEUU

·5  min de lectura

Sentencias de muerte contra personas que colaboraron con los estadounidenses o dieron asistencia a esos colaboradores estarían ya por ser emitidas por los victoriosos talibanes en Afganistán, de acuerdo a documentos obtenidos por la reportera Brianna Keilar y publicados por la televisora CNN.

La caótica situación que se vive en Afganistán luego de que el Talibán tomó Kabul y otras zonas del país y el miedo que muchos tienen por las represalias y persecuciones en contra de personas que trabajaron para las fuerzas de Estados Unidos son punzantes, al tiempo que los esfuerzos de evacuación de ciudadanos estadounidenses y de afganos que colaboraron con ellos avanzan a un ritmo que, aunque intenso según reportes (unas 48,000 personas han sido ya evacuadas, indicó CNBC), es desesperadamente lento e incierto para muchos otros miles de personas.

Afganos se reúnen en las afueras del aeropuerto de Kabul en su intento de huir del país tras el triunfo de los talibanes. (Getty Images)
Afganos se reúnen en las afueras del aeropuerto de Kabul en su intento de huir del país tras el triunfo de los talibanes. (Getty Images)

Y aunque, de acuerdo con reportes de The New York Times, los talibanes habrían dicho que no desatarán una campaña de represalias contra quienes se les opusieron o colaboraron con los estadounidenses y otras fuerzas extranjeras en Afganistán, muchos dudan de esas declaraciones de moderación y temen lo peor.

El caso del hermano de un traductor que trabajó para los estadounidenses, que a juzgar por documentos publicados por CNN habría sido ya condenado a muerte por los talibanes, sería un ejemplo de que la represión organizada en ese país habría comenzado desde hace tiempo.

Como medida de protección, CNN ha mantenido en secreto la identidad de la persona señalada en esas cartas y la de su hermano, pero sí ha mostrado copias de esos documentos para probar que los talibanes, o al menos sectores de ellos, sí están persiguiendo a personas que consideran traidores.

Se trata de tres cartas escritas en lengua pastún, enviadas sucesivamente en fechas recientes (pero no especificadas) al hermano de una persona que trabajó como traductor para los estadounidenses. En ella se le acusa de haber ayudado a los estadounidenses y de haberle ofrecido protección a su hermano.

"Con base en reportes de nuestros grupos muyahidines, usted ha sido acusado de ayudar a los estadounidenses. Usted también está acusado de proveer seguridad a su hermano…, quien ha sido traductor para los cruzados infieles. Por lo tanto, se le notifica a usted que debe acudir a una audiencia donde pueda aclarar su historial y probar su inocencia el lunes de esta semana en el pueblo de…. Si usted no se presenta a la audiencia, se le juzgará por defecto y no tendrá el derecho de objetar", señala la primera de las cartas, en letra manuscrita y con sellos que de acuerdo con CNN coinciden con los que aparecen en documentos talibanes previamente archivados.

Marines estadounidenses realizan tareas de protección y control en el aeropuerto de Kabul, Afganistán, donde se realiza la evacuación de estadounidenses y afganos aliados luego de que los talibanes tomaron el control de ese país. (Reuters)
Marines estadounidenses realizan tareas de protección y control en el aeropuerto de Kabul, Afganistán, donde se realiza la evacuación de estadounidenses y afganos aliados luego de que los talibanes tomaron el control de ese país. (Reuters)

Al parecer, el individuo no compareció a esa audiencia, posiblemente por temer que se le arrestaría. Una segunda carta, también manuscrita, le fue enviada entonces un tiempo después:

"Señor..., hijo de Hajee…, residente del pueblo de… [los detalles se omitieron en las cartas publicadas], como ha ignorado la notificación de los muyahidines… y no se presentó a la audiencia, su expediente ha sido transferido a la Corte de Ley Islámica y si usted es hallado culpable de proveer asistencia a los invasores occidentales en la ciudad de… e incluso si es condenado a muerte, usted no tendrá el derecho de objeción. Usted mismo escogió este camino".

Finalmente, una tercera carta, esta en caracteres impresos, le fue enviada al hermano del traductor, sellando definitivamente su suerte:

"Sr…, hijo de Hajee…, residente del pueblo de…, como fue previamente advertido por los muyahidines… para que dejara la servidumbre de los cruzados invasores y como rechazó esas advertencias y continuó su impía servidumbre y proveyó seguridad a su hermano…, quien fue intérprete de los estadounidenses y trabajó con los cruzados en algunos campos, y como usted ignoró el citatorio…, nosotros lo declaramos culpable en ausencia y enviamos su expediente a la Alta Corte de Ley Islámica donde usted será condenado a muerte. Las decisiones de esta corte son definitivas y usted no tiene derecho de objeción. Usted mismo eligió este camino y su muerte es inminente, si Dios quiere".

Estas cartas, indica CNN, contradicen las afirmaciones que recientemente han hecho los talibanes, en una conferencia de prensa, de que no se desatará la represión contra quienes son vistos como sus opositores o como colaboradores del extranjero. En tanto, miles de afganos que trabajaron o colaboraron con los estadounidenses y otros extranjeros se encuentran en un terrible limbo, tratando de lograr ser evacuados -ellos y sus familias- pero sin saber si lo lograran y sin que quede claro si la Casa Blanca pospondrá el retiro de las tropas estadounidenses enviadas para proteger el proceso de evacuación lo suficiente como para que todos los que temen por su vida puedan salir del país.

Ese plazo vence el 31 de agosto, pero muchas son las voces que consideran que debe ampliarse, algo que los talibanes rechazan.

EN VIDEO: Veteranos dicen a Biden que incumplirle a afganos sería un riesgo para EEUU

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.