"Tren Maya es un ejemplo de violación a la ley", afirma De la Madrid

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 15 (EL UNIVERSAL).- El Tren Maya representa una falta de respeto y un ejemplo de violación a la ley, que debe ser respetada por el Gobierno federal, consideró este miércoles el director del Centro para el Futuro de las Ciudades del Tecnológico de Monterrey, Enrique de la Madrid, quien sostuvo que esa obra carece de estudios de impacto ambiental.

"Hasta donde se sabe, estas obras se iniciaron sin haber tenido la manifestación de impacto ambiental. Me parece una falta de respeto y además un mal ejemplo, porque el primero que debe respetar la ley es el Gobierno. Hicieron este 'decretazo' donde quisieron eximir al gobierno federal de tener que cumplir con esos requisitos que nos los hemos ido dando los mexicanos para proteger el medio ambiente, para eso es", apuntó.

Explicó que para toda obra de esta índole es indispensable contar con el cumplimiento de la manifestación de impacto ambiental.

Opinó que los ambientalistas que expresaron su desacuerdo sobre la forma en que se está realizando el proyecto tienen muchas razones para estar preocupados.

Primero porque no se ha cumplido con el estudio de impacto ambiental, segundo porque se ha alterado dramáticamente el medio ambiente local, tercero porque no existen las condiciones geológicas para erigir una obra de esta magnitud, cuarto porque no se sabe dónde quedaron los árboles que quitaron y quinto porque no tomaron en cuenta a los pueblos originarios de dicha región.

"A mí me parece que, independientemente de que el proyecto sea viable o no, nunca han podido explicarnos su rentabilidad financiera y social. Ahí sí lo claro es que el tema del medio ambiente pues como que no es el fuerte de este gobierno", expresó.

Al reunirse con integrantes de los diferentes pueblos originarios de Michoacán, expresó qué el turismo es un sector donde competimos contra otros países y también al interior del nuestro para llamar la atención de mexicanos.

"Es un tema donde estamos compitiendo. No todo el mundo tiene las fortalezas que tiene Michoacán en lo cultural, en lo gastronómico, en lo histórico", refirió.

Aseguró que si bien hay avances importantes en la materia en los últimos años, y que se está recuperando después de la pandemia por el coronavirus, "es un sector que no se debe soltar pues de él dependen millones de personas y miles de familias y su crecimiento dependerá de una buena coordinación en lo local, en la promoción del turismo y con certidumbre en materia de seguridad ciudadana.