La tregua anunciada por Putin no silencia el silbido de las balas y las bombas en Ucrania

Soldados ucranianos cerca de Donetsk
Soldados ucranianos cerca de Donetsk

Soldados ucranianos cerca de Donetsk

Las hostilidades no cesan en Ucrania pese a que a las 12.00 (10.00 en la España peninsular) entró en vigor el alto el fuego navideño de 36 horas que el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó a sus soldados desplegados en el país vecino. Las alarmas aéreas están en vigor en buena parte de Ucrania y los mercenarios de la empresa Wagner, cercana al Kremlin, han iniciado un nuevo asalto contra la ciudad de Soledar. Además, los bombardeos de artillería continuaron este viernes a ambos lados del frente en Bajmut, epicentro de los combates en el este del país.

El Ministerio de Defensa de Rusia declaró hoy que sus tropas se limitan solo a responder a los ataques ucranianos.  “Pese a que desde las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) la agrupación de tropas rusas observa el alto el fuego, el régimen de Kiev continuó atacando con artillería poblaciones y posiciones de la tropas rusas”, afirmó el portavoz de esa cartera, teniente general Ígor Konashénkov, citado por la agencia oficial TASS.

Precisó que desde un lugar próximo a la localidad Novopavlivka de la región de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, las fuerzas ucranianas efectuaron ocho ataque con fuego de artillería, y que otros tres se registraron en la región de Lugansk. “Con fuego de respuesta las tropas rusas aplastaron las posiciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania desde donde se lanzaron los ataques”, dijo Konashénkov.

Según el Kremlin, la decisión de Putin de declarar un alto el fuego unilateral fue adoptada en repuesta al llamamiento del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, a una tregua de Navidad hasta las 24.00 horas (21.00 GMT) de mañana sábado.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó anoche a Rusia intentar “usar la Navidad como una tapadera” para frenar el avance del Ejército ucraniano y reagrupar sus fuerzas.

“Ahora quieren usar la Navidad como una tapadera para detener al menos brevemente el avance de nuestros muchachos en Donbás y acercar equipos, municiones y hombres movilizados a nuestras posiciones. ¿Qué traerá esto? Sólo otro aumento en el número de muertos”, dijo el mandatario en su habitual discurso nocturno.

Zelenski recalcó que “todos en el mundo saben cómo el Kremlin usa los parones en la guerra para continuarla con renovado vigor”.

“Para terminar la guerra más rápido, eso (el alto el fuego) no es lo que se necesita en absoluto. Lo que se necesita es que los ciudadanos de Rusia encuentren el coraje para liberarse de su vergonzoso miedo a un hombre en el Kremlin, al menos durante 36 horas, al menos en Navidad”, insistió.

También te puede interesar...