La leyenda del motrocross freestyle Travis Pastrana logra cruzar un lago a toda velocidad con su motocicleta

Travis Pastrana es uno de los mejores pilotos de motocross de la historia en la categoría de estilo libre. Ha ganado hasta once medallas de oro en los X Games, un campeonato de deportes extremos que reúne a profesionales de distintas categorías de todo el mundo.

Además, Pastrana suele someterse a retos imposibles para deleite de sus seguidores, que se cuentan por miles en la redes sociales, como dar un salto en un coche de rally subido al capó con una motocicleta o realizar piruetas imposibles.

Travis Pastrana ha logrado cruzar un lago subido a su motociceta. (Crédito: Twitter/@redbullESP)

Pero lo que nadie le quitará a esta leyenda del motocross es el logro de haber ejecutado el primer Doble Backflip de la historia, un salto con dos giros sobre sí mismo en el aire.

Pues bien, el último desafío al que parece haberse enfrentado este piloto de Annapolis, Maryland, ha sido cruzar un lago a toda velocidad subido a su motocicleta.

Al menos, así se desprende de un vídeo publicado por Red Bull España en su cuenta de Twitter este mismo jueves a mediodía. “Es un milagro. Don Travis Pastrana ‘caminando’ sobre las aguas”, escribe la marca junto al vídeo.

La inercia y el impulso que lleva le ayudan a atravesar la laguna sin hundirse. (Crédito: Twitter/@redbullESP)

En las imágenes se puede ver a Pastrana subido a una motocicleta con el número tres descendiendo por una leve pendiente para coger velocidad antes de empezar a desplazarse sobre la superficie del agua.

La propia inercia e impulso hacen que el motorista consiga recorrer los sesenta o setenta metros que separan las dos orillas de la laguna. La dificultad era máxima ya que debía alcanzar la velocidad justa para deslizarse sin hundirse por el peso del vehículo.

Esta no es la primera vez que el piloto se somete a este desafío. El año pasado ya trató de cruzar un lago con una motocicleta de tres ruedas. En esta ocasión, se quedó a las puertas ya que justo antes de adentrarse en la orilla opuesta sufrió un accidente. Eso sí, el motorista salió catapultado y sí llegó a tocar tierra, pero sin el vehículo.

Más historias que te pueden interesar: