El trato de los talibanes hacia las mujeres puede considerarse persecución de género

El trato del régimen talibán a las mujeres y a las niñas en Afganistán podría ser considerado como persecución de género y por lo tanto constituir un crimen contra la humanidad, informó un grupo de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) este viernes 25 de noviembre.

“En los últimos meses, las violaciones de las libertades y derechos fundamentales de las mujeres y niñas en Afganistán, que son las más graves e inaceptables del mundo, aumentaron fuertemente”, consideran estos expertos independientes, que son comisionados por la ONU.

Estas restricciones recientes, como la prohibición de frecuentar parques en Kabul, así como las medidas discriminantes anteriores “deberían ser objeto de investigación como persecución de género (considerada como un crimen contra la humanidad) con miras a procesamiento según el derecho internacional”, subrayó Richard Bennett, ponente especial sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán.

Con Bennet se han asociado también los miembros del grupo de trabajo contra la discriminación de las mujeres y niñas.Piden a los talibanes, que retomaron el poder en agosto de 2021, respetar los compromisos de Afganistán en materia de derechos humanos.

Por otro lado, el Alto comisionado para los derechos humanos pidió que las flagelaciones, “una forma abyecta de castigo, cesen de inmediato”.

LOS TALIBANES Y SUS REGLAS CADA VEZ MÁS ESTRICTAS CONTRA LAS MUJERES

Catorce personas, tres mujeres y once hombres, fueron flagelados el miércoles por orden de un tribunal afgano tras ser reconocidos culpables de “crímenes morales” y robo, declaró un responsable provincial.

Los talibanes impusieron una interpretación ultra-rigorista del islam e introdujeron progresivamente reglas cada vez más estrictas. Las escuelas secundarias para mujeres fueron cerradas. Las funcionarias están excluidas de la mayoría de los empleos públicos.

Las mujeres tampoco pueden viajar solas fuera de su ciudad, deben cubrirse con velo integral y no pueden frecuentar parques, jardines, gimnasios ni baños públicos.

Este jueves 24 de noviembre, unas quince mujeres afganas se manifestaron brevemente en Kabul. El motivo fue defender “sus derechos hasta el final”. Esto sucedió en la víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, constataron periodistas de la AFP.

“LUCHAREMOS POR NUESTROS DERECHOS HASTA EL FINAL”

Las manifestantes, la mayoría de ellas con gafas de sol, velo y máscara quirúrgica, iniciaron su marcha delante de una mezquita en el centro de la capital afgana. Talibanes patrullaban con coches y a pie, armados, en la calle, delante del grupo de mujeres.

“Lucharemos por nuestros derechos hasta el final, no nos rendiremos”, se podía leer en una de las pancartas. “Estados Unidos y Occidente traicionaron a las mujeres afganas”, decía otra.

“¡La condición horrible de las mujeres afganas es una vergüenza para la conciencia del mundo!”, rezaba otra banderola, en inglés. N

Newsweek en Español te recomienda también estas noticias:

‘No existen los derechos humanos en Afganistán’, sentencian mujeres en la ONU

Afganistán: mujeres cautivas y víctimas del régimen Talibán

En Afganistán a diario las mujeres se quitan la vida por desesperación: ONU