Trastornos de aprendizaje en niños, ¿cuáles son?

Dr. Leopoldo Rendón
Trastornos de aprendizaje en niños, ¿cuáles son?


Los trastornos de aprendizaje conforman un grupo de problemas neuropsicológicos que se manifiestan inicialmente en la infancia y generan dificultades en el procesamiento de la información, afectando el cálculo matemático, la lectura, la escritura y/o las habilidades motoras.

Áreas específicas del cerebro que se encargan de producir y coordinar los movimientos, de procesar y producir la información numérica y el lenguaje escrito, no funcionan de la manera esperada. 

¿Los trastorno de aprendizaje son genéticos o adquiridos?

Estos trastornos pueden ser determinados genéticamente, por lo que son heredados, pueden ser adquiridos en el desarrollo intrauterino (durante el embarazo), ser producto de alguna lesión o problema en el momento del nacimiento, o consecuencia de alguna circunstancia o enfermedad que afecte el desarrollo de estas áreas cerebrales en la infancia. 

¿Cuáles son los trastornos de aprendizaje?

Otra manera de nombrarlos es: dislexia para el trastorno de aprendizaje de la lectura, disgrafía para los problemas de la escritura, discalculia para los trastornos del aprendizaje con dificultades matemáticas y dispraxia para el trastorno de la coordinación motora.

Estos trastornos suelen venir acompañados por otras dificultades y si no son atendidos pueden complicarse por ejemplo con: baja autoestima, ansiedad, frustración y fracaso escolar. Se estima que del 15 al 20% de los estadounidenses pueden sufrir de algún trastorno de aprendizaje.

Los niños con estas dificultades generalmente son diagnosticados cuando inician sus años de escolaridad, en el momento en que se les introduce la lectura, la escritura, y el cálculo. Sin embargo antes de este momento se presentan algunos indicios.

¿Cómo suelen detectarse?

En general son los profesores quienes suelen detectar estas dificultades, pero sin duda los padres deben estar atentos a cómo va el desarrollo del niño; que tan bien coordina los movimientos, si comprenden los conceptos básicos de las matemáticas, si tienen alguna dificultad en el lenguaje o en la adquisición de la lectoescritura. 

En los casos en que sospechamos la presencia de dificultad de desempeño en alguna de estas cuatro áreas del desarrollo, lo recomendable es la evaluación por los especialistas, esto permite detectar estos casos de manera precoz y recibir la atención que necesitan. De esa forma podrán compensar sus dificultades, prevenir las complicaciones y mejorar su proceso de aprendizaje.

En su atención están involucrados un equipo multidisciplinario donde suelen estar: Psiquiatras infantiles, neuropediatras, psicólogos escolares, psicopedagogos, educadores, terapistas ocupacionales y de lenguaje. 

Lee más  del tema en:

No hay vínculo entre dislexia y coeficiente intelectual

Sugieren tratar la dislexia antes de aprender a leer

Niños con trastorno de coordinación son más propensos al sobrepeso