Traslasierra: Un recital con 1500 personas, sin protocolos, y con auspicio municipal

Gabriela Origlia
·2  min de lectura
El recital en Córdoba, sin distanciamiento social y sin barbijos
Captura de Video

CÓRDOBA.— En medio de las alertas por la segunda ola del coronavirus y mientras en el país se analizan restricciones para frenar los controles, en San Pedro, un pueblo de unos 4500 habitantes en el valle de Traslasierra cordobés, se hizo una fiesta con 1500 personas sin ningún tipo de cuidado ni protocolos. La organización de la reunión fue privada pero contó el auspicio de la Municipalidad de la localidad.

Una fiscalía de Villa Dolores investiga el hecho, que generó una fuerte polémica en la zona. El alerta lo encendieron los videos viralizados por los propios asistentes a la fiesta, al aire libre, sin barbijos, sin distanciamiento y sin ninguna medida de cuidado.

La fiscal Lucrecia Zambrana, de los tribunales de Villa Dolores investiga su organización. Durante los días anteriores al recital de la banda Q Lokura, el sábado por la noche, hubo mucha publicidad. El encuentro era en el predio municipal.

Coronavirus: ¿Qué es lo último que se sabe de cómo se contagia el virus?

La venta de entradas fue “por burbujas”; es decir que se comercializa el espacio por grupo de personas que van juntas. Sin embargo, las imágenes muestran que esa separación no existió. Desde el escenario los integrantes de la banda motivaban al público a saltar y moverse.

Según dijo José Romera, titular de la Departamental San Alberto de Policía, a La Voz del Interior, la Policía solo controló los alrededores ya que para la fiesta se suponía que existía seguridad privada. Confirmó, además, que no se contrataron adicionales policiales y tampoco hubo detenidos.

En la zona de Traslasierra, San Javier y Yacanto impusieron restricciones nocturnas por el aumento de casos y también prohibieron las reuniones familiares y sociales por al menos diez días.

Otras fiesta clandestinas

Durante el fin de semana de Pascua hubo fiestas clandestinas en distintos puntos de la provincia; la Policía intervino algunas por denuncias de los vecinos. También inspectores municipales clausuraron algunos bares por exceder la capacidad prevista.

En Villa Carlos Paz, el teatro Melos fue multado porque el viernes por la noche, Zaramay, el trapero que estuvo preso en Rosario tras posar en sus redes sociales con un arsenal de guerra, actuó y su público no respetó ni el distanciamiento ni el uso de barbijos. El cantante presentó “Ta´ cabrón el Himalaya II” y en las imágenes que él mismo difundió se lo vio en un pasillo abajo del escenario, y con el público amontonado para sacarse una foto.

Alerta en Mendoza: En 15 días se triplicaron los contagios de coronavirus

En los últimos meses se relajó el cumplimiento de los protocolos en bares, restaurantes y espacios públicos. No hay más control de fiebre ni se anotan los datos en planillas para poder hacer la trazabilidad en caso de un contagio de coronavirus.

Ante la suba de casos, las autoridades prometieron mayores controles, aumento de la cantidad de testeos (los centros que funcionan en la provincia extendieron el horario) y rastreo de contagios estrechos para evitar, por ahora, las restricciones.