Un traslado urgente por la calle y en camilla ante la falta de ambulancias

·3  min de lectura

La plataforma Defensa Da Sanidade A Guarda ha denunciado lo ocurrido este viernes en uno de sus centros de salud, en la provincia de Vigo, cuando un equipo de sanitarios y agentes tuvo que trasladar en camilla y por la calle a un paciente hasta el helicóptero enviado para llevarlo al hospital. La falta de ambulancias dio pie a este operativo de emergencia improvisado que evidencia las carencias de la comarca, como ha señalado la alcaldesa de la localidad y recogen los medios gallegos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

En las dos imágenes publicadas por la mencionada plataforma a través de su perfil en Facebook se puede ver cómo hasta cinco personas, tres con bata blanca y dos con chaleco naranja, empujan la camilla con el paciente mientras son seguidos de cerca por otra persona y por un coche de la Policía Local. Según explica El faro de Vigo, el paciente era un hombre que había acudido al centro de salud de la localidad por un posible infarto.

Al llegar al centro, ha publicado también La Voz de Galicia, el paciente tuvo que ser atendido por una médica jubilada que ayuda ante la falta de facultativos. La doctora que atiende en el centro lleva sola meses y en el momento en el que llegó este paciente se encontraba atendiendo a otro que había tenido que ser trasladado en ambulancia. Fue durante su ausencia cuando se presentó “un paciente con una clínica que precisaba atención emergente que tuvo que asumir la facultativa jubilada, no contratada para estas funciones”, han señalado desde la plataforma.

La situación se complicó aún más porque se requería de una ambulancia para poder trasladar al hombre al helicóptero enviado que, a indicaciones de la Policía y por acercarlo lo más posible al centro médico, había aterrizado en un aparcamiento tras una primera toma de tierra en el campo de fútbol. De las tres ambulancias ninguna estaba disponible y tuvieron que organizar y desplegar un operativo a pie para cubrir los 230 metros entre el centro de salud y el helicóptero enviado desde Ourense.

La Unidad de Atención Primaria de A Guarda, que señalan en La Voz de Galicia que está formada por el personal de los centros de salud de A Guarda, O Rosal y Oia, ha explicado que el centro de salud de O Rosal, donde se produjo el insólito caso, cuenta con tres plazas de médico de familia que, desde hace cinco meses, solo tiene una cubierta más el apoyo de la doctora jubilada. Ante esta falta de medios humanos, el colectivo incide en el hecho de que “el tiempo es crucial para salvar no solo la vida sino una adecuada funcionalidad a fin de reducir las secuelas al mínimo”.

Desde el Ayuntamiento de esta localidad gallega, su alcaldesa, Ánxela Fernández Callís, ha declarado que “tomaremos las medidas que se estimen oportunas para seguir exigiendo a la Xunta, de una vez por todas, dotar del personal necesario y los medios necesarios, antes de que se produzca una tragedia. Hacer eso es arriesgar la vida y la salud de todos nosotros”. En declaraciones a El faro de Vigo añadía que la situación del centro de es “una precariedad extrema” y que se iba a reunir este lunes con los trabajadores del centro de salud.

EN VÍDEO | El Gobierno blinda el aborto en la sanidad pública y amplía derechos sexuales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.