Trasladan a más de mil personas a albergues en BCS por "Kay"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Autoridades en Baja California Sur informaron que suman mil 180 personas trasladadas a albergues, sobre todo en el municipio de Los Cabos, La Paz y Mulegé, como medida preventiva ante los efectos del huracán "Kay" de categoría 2, que ha dejado lluvias moderadas hasta este miércoles.

En sesión del Consejo Estatal de Protección Civil, las distintas dependencias de gobierno federal, estatal y municipales reportaron que se encuentran brigadas de trabajo en los cinco municipios del estado, para atender la contingencia, sin que hasta el momento se reporten daños o efectos considerables.

De acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, se prevé que en el transcurso de este día se registren precipitaciones y en suma hasta el viernes se podrían registrar hasta 250 milímetros de lluvia acumulada, sobre todo parte centro y norte de BCS.

El gobernador Víctor Castro Cosío informó que se tiene especial vigilancia a la zona de Punta Eugenia y en general a la región Pacífico Norte donde residen unas 7 mil personas, pues se considera el punto más cercano en que estaría el huracán el día de mañana, y alertó a la población a extremar precauciones.

Autoridades del municipio de Mulegé a donde pertenecen estas localidades comunicaron que junto a las cooperativas pesqueras se reforzaron los albergues y se encuentran listos para resguardarse ante los efectos de lluvia y viento que se pronostican.

También se informó que hasta el momento los cuatro aeropuertos del estado se encuentran operando de manera normal, aunque los puertos siguen cerrados a la navegación menor.

---Piden no hacer compras de pánico

El mandatario pidió a la población no hacer compras de pánico de combustible ni víveres, pues aseguró que se tiene autonomía suficiente, según han reportado autoridades responsables.

Insistió a la población a que se resguarde en sus hogares y sobre todo no intente cruzar arroyos que podrían aumentar su cauce de un momento a otro. "Estos fenómenos son impredecibles", apuntó.

El ciclón se ubica esta mañana a 335 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, y presenta vientos sostenidos de 155 kilómetros y rachas de 195 kilómetros por hora.