Tras matanza en Orlando, policía pidió a vivos alzar la mano

ORLANDO, Florida, EE.UU. (AP) — Después de un ataque a tiros en el centro nocturno Pulse de Orlando, frente a numerosas personas tiradas en la pista de baile, un agente pidió: "quien esté vivo, que levante la mano", según un nuevo informe de la policía.

Casi la mitad de las 49 víctimas de la matanza a tiros ocurrida en junio pasado en el establecimiento murieron en la pista de baile y no tuvieron oportunidad de reaccionar ni correr en busca de auxilio.

Otras 13 murieron en los baños mientras esperaban ayuda durante aquella crisis de rehenes que duró tres horas, según el documento.

Las revelaciones están contenidas en el informe de 78 páginas que el jefe de la policía de Orlando, John Mina, ha entregado a unos 10 grupos policiales para examinar la reacción del departamento frente al ataque, considerado el más cruento en la historia moderna de Estados Unidos.

El periódico Orlando Sentinel (http://bit.ly/2obrO5u ) obtuvo una copia del informe, que incluye diagramas y fotografías tomadas de las grabaciones de las cámaras que llevaban los agentes en sus cuerpos durante su confrontación inicial con el agresor Omar Mateen cuando acudieron al club a las 2:02 de la mañana del 12 de junio.

En las imágenes se ve al agente Adam Gruler, quien estaba fuera de servicio pero trabajando para Pulse aquella madrugada, cuando dispara contra Matteen en la puerta del club.

Gruler emitió a la policía el código 43, que significa que un agente necesita ayuda. Cuando el apoyo policial llegó minutos después, Gruler gritó: "¡Está en el patio!" y dispara varias veces contra Mateen.

Las imágenes de video del interior del club captan cuando Mateen corre desde la pista principal hacia los baños.

Nueve personas murieron en los baños ubicados en el flanco norte, donde Mateen, de 29 años, se atrincheró durante gran parte de la crisis, según el informe. Cuatro personas perdieron la vida en los baños del lado sur.

A las 5:02 de la mañana, unas tres horas después de su llegada, la policía utilizó explosivos para ingresar en el inmueble. Es en ese momento cuando Mateen es abatido en un intercambio de fuego con la policía.

En su exposición, Mina destaca que los agentes rescataron personas durante la noche y dice desconocer si algunas víctimas fueron alcanzadas por disparos de la policía.

El Departamento de Policía de Orlando fue una de las 27 agencias que acudieron al lugar del ataque a tiros, que dejó además de los muertos un total de 68 heridos.