La transformación de la actriz que le da vida a Rhaenyra Targaryen

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Protagonista estelar de "La Casa del Dragón", el rostro y la belleza aniñada de la princesa Rahenyra se ha trasformado en la marca registrada de la precuela de "Games of Thrones". Casi de cara lavada y adornada solo por su larguísima cabellera, su aspecto austero y juvenil experimenta inesperadamente un impactante cambio cuando regresa a la vida real: surge una joven mujer, sensual y elegante.

Milly Alcock, la joven estrella de "La Casa del Dragón" tiene apenas 22 años y aunque deslumbra con su aspecto, como nos pasa a todos, a veces se mira al espejo y no se gusta. Lo ha posteado en su cuenta de Instagram cuando sin vueltas ha escrito: "Extremadamente decepcionante en la vida real". Seguramente demasiado severa consigo misma, algo propio de su juventud, etapa en la que la falta de seguridad en nosotros mismos tiene la sartén por el mango.

Sin embargo, la actriz de "La Casa del Dragón", por más que se esfuerza no decepciona. Al natural o muy producida es muy llamativa, en cualquier caso, y de hecho, se anima a mostrar una postura de enérgica personalidad que la destaca: gesto serio casi siempre, prendas algo atrevidas, maquillaje y una feminidad que desborda, todo lo opuesto a la niña-princesa de la serie.

La joven princesa de "La Casa del Dragón" tiene una carrera prometedora. Oriunda de Australia, hizo su primera película, "Wonderland", con apenas 14 años y después continuó actuando, participando en 11 series, incluida la actual y un cortometraje. En 2018 recibió el premio "Estrella en ascenso" por su carrera televisiva mientras que en 2020 la Academia Australiana de Cine y Televisión la premió como la "Mejor actriz de comedia" por la producción "Upright".