No ha transcurrido ni siquiera un mes de 2023 y ya han ocurrido 33 tiroteos masivos en EE.UU.

Los tiroteos de las tres primeras semanas del año dejan un saldo fatal de 59 muertos y 157 heridos. Desde 1990, Estados Unidos supera el millón de fallecidos por armas de fuego, siendo esta la principal causa de muerte en menores de 24 años.