Lo que el PP desacredita ahora es lo mismo que ellos hacían en el Gobierno

El PP sobre los datos del paro incurre en algo que ellos ya hacían en el gobierno. (Foto: Carlos Lujan / Europa Press / Getty Images).
El PP sobre los datos del paro incurre en algo que ellos ya hacían en el gobierno. (Foto: Carlos Lujan / Europa Press / Getty Images).

Tradicionalmente, en octubre los datos del paro suelen ser malos tras la campaña veraniega, pero en 2021 cambió la tendencia por la crisis derivada de la pandemia del coronavirus y este año ha vuelto a suceder lo mismo. El número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo bajó en 27.027 personas, un 0,92%, la mayor caída en este mes de la historia. El número de parados se sitúa en los 2.914.892 y el de afiliados a la Seguridad Social crece en 103.499 trabajadores.

El gobierno celebraba los datos del paro conocidos este 3 de noviembre, pero desde la derecha señalan que hay trampa al considerar que están maquillados por no incluir en el grupo de los desempleados a los fijos-discontinuos.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, hacía referencia a ello, en unas declaraciones en las que valoraba el descenso del paro. “Se están incrementando los fijos-discontinuos que no computan en paro. Por tanto, esta es la cuestión fundamental”, afirmaba, además de señalar que ha sido en Andalucía y en la Comunidad de Madrid donde más ha bajado el paro.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

También Rafael Hernando desacreditaba en un tuit los datos del paro hablando del “maquillaje” de los fijos-discontinuos. Y no solo lo ha hecho el PP. El exeurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano y el economista Daniel Lacalle hacían referencia también a la no computación como parados de este tipo de contratados.

Lo cierto es que este tipo de contratos, modalidad en la que los empleados solo trabajan en determinados momentos del año, están al alza. El 17% de los algo más de 1,5 millones de contratos que se firmaron en España en octubre de 2022 fueron fijos discontinuos.

Esto se debe a la reforma laboral del Gobierno de coalición que modificó los contratos laborales, restringiendo las posibilidades de firmar temporales, pero los fijos-discontinuos ya existían y, de hecho, no computaban antes como parados, al igual que ahora. No lo hacían tampoco en los gobiernos del PP de José María Aznar o Mariano Rajoy o en el ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

En los periodos en los que los fijos-discontinuos no están activos y no trabajan no aparecen como afiliados en alta de la Seguridad Social ni tampoco como parados registrados, sino que se les considera demandantes de empleo no ocupados (DENOS), grupo en el que se meten también otros colectivos como estudiantes o trabajadores eventuales agrícolas subsidiados.

Por tanto, no se trata de un maquillaje de los datos, sino algo que se viene haciendo desde hace décadas a la hora de evaluar la situación del mercado laboral en España. Lo hizo antes también el PP en el gobierno y se sigue haciendo en la actualidad.

EN VÍDEO | Una médica revela el motivo de la falta de profesionales en los centros sanitarios rurales

Más historias que te pueden interesar: