El traje bien cortado domina en las pasarelas de la moda masculina, pero con un guiño

El traje oscuro y bien cortado domina en los compases iniciales de la Semana de la Moda masculina en París, pero con guiños, desde el pliegue del tejido a la altura del pecho de la británica Bianca Saunders a la chaqueta ultracorta de la francesa Valette Studio.

- Givenchy y Saint Laurent -

Dos marcas estrella del "savoir faire" francés, Givenchy y Saint Laurent, presentaron este miércoles trajes negros impecables, pero con proporciones algo alteradas.

Givenchy dio volumen a los hombros, con cinturas delgadas, pantalón de pitillo y ocasionalmente unas bermudas.

Para el otoño e invierno 2023 el director artístico de Givenchy, el estadounidense Matthew Williams, no olvida sus orígenes streetwear, con alguna sudadera asomándose bajo la chaqueta, o colores brillantes. Pero los abrigos son largos y de corte clásico.

Saint Laurent, a su regreso a la pasarela parisina tras seis años de ausencia, propuso tejidos nobles y suaves, como la lana mohair, la cachemira, el satén y el terciopelo.

Son tendencias ya registradas en la Semana de la Moda milanesa, que acabó cuando arrancaba la parisina.

"Saint Laurent, Gucci, Givenchy... funcionan casi mejor con el hombre que con la mujer (...). Estas marcas quieren recuperar el mercado formal, porque está volviendo con fuerza", dijo a la AFP Alice Feillard, directora de compras de ropa masculina de Galerías Lafayette.

- Bianca Saunders, Bluemarble-

La joven marca francesa Bluemarble presentó una colección a caballo "entre el carnaval de Nueva Orleans y el de Venecia".

Su traje colorido juega con el arcoiris y las lentejuelas. Los abrigos son volúmenes imponentes, con imitación de peletería.

"Hay más trajes, el corte representa el savoir-faire europeo, pero revisitado, con el toque ahuecado" de los jeans de cintura baja, al estilo estadounidense, explica el estilista a la AFP.

Saunders propuso un juego sutil al asistente a su desfile parisino: un traje en apariencia clásico, pero con la chaqueta plegada a la altura del pecho o de la cintura.

A veces el cierre se realiza a la altura del hombro, como en la ropa tradicional de países asiáticos.

Es "una exploración extensa de las posibilidades del trampantojo", explica su comunicado de prensa.

Un hombre es sexy "en la forma como conjuga su ropa", dijo a los periodistas la creadora de origenes jamaicanos.

- Valette Studio, Walter van Beirendonck -

El francés  Pierre-François Valette, de Valette studio, reivindicó un traje "que tenga el mismo confort que la ropa deportiva" con "colores, detalles y volúmenes que surgen de manera inesperada".

"Con la explosión de los precios utilizamos muchos tejidos que teníamos en reserva o tejidos reciclados", reveló a la AFP.

"Los hombres tienen ganas de ser más sexis ahora. Mis chaquetas son muy cortas, encima del trasero. Al principio eso sorprendía un poco", detalla el creador.

Walter van Beirendonck, un creador holandés que festejó el año pasado sus 40 años de moda, puso la nota irreverente, con un desfile de trajes cortados como exoesqueletos, hinchados mediante el uso de plástico en lugar de materias nobles.

"Creo que necesitamos ese tipo de protección para el mundo en que vivimos", explicó a la AFP.

Sus modelos desfilan con capuchas que evocan rituales de sadomasoquismo.

"Creo ropa que puedes vestir. Probablemente es alocada, divertida y cara, pero se puede vestir", aseguró.

jz-neo/js